El Dilema De Jodida (A.K.A. Horizontal, Seis Letras, Nombre De Dama)

¿Vos pensás que tenés mala suerte, que tu vida es muy jodida? ¿Acaso la chica que te gusta suele enfiestarse con cuatro que tienen más cara de boludo que vos? ¿Acaso estás enojado porque pensás que el INDEC te miente y eso te perjudica? ¿Acaso sufrís por la injusticia que los barrabravas estén en Sudáfrica y vos en tu trabajo de mierda? ¿Acaso no estás seguro de la carrera que elegiste? ¿Acaso el final de Lost te pareció una cagada? ¿Acaso estás lleno de soja y considerás que la tasa de exportación es muy elevada y no te gustan las milanesas de soja? ¿Acaso tu novio no te da los abrazos que pensás que te merecés? ¿Acaso tenés una gran depresión que pensás que escondés con maestría? ¿Acaso sos hincha de Racing? ¿Acaso tenés fiaca de afeitarte? ¿Acaso tu pareja es fan de Arjona y no usa auriculares? Bueno, eso o cualquier cosa que te pase no es nada comparado con la historia que te voy a contar ahora, la de mi jodida amiga Jodida (excepto si tu pareja es fan de arjona, por supuesto.)

Jodida nació un día antes que yo, pero antes de cumplir los 5 años, el 26 de
Agosto de 1976 se quedó sin papá, cuando éste fue secuestrado por los militares que ursurpaban el poder en ese momento. Seguramente lo mataron después de torturarlo mucho, pero nunca le dijeron ni a Jodida ni a nadie qué hicieron con su cuerpo. Por eso, Jodida no se resigna y lo sigue buscando en todas partes. Ni siquiera tiene la seguridad que esté muerto, o un lugar donde ir a llevarle una flor. No tiene nada, solo 33 años de dolor, rabia e incertidumbre. Jodida todavía mira a los hombres por la calle, buscando a su papá. Al parecer, es un dolor que el tiempo no mata (por lo menos en su caso.)

Compartí la secundaria con Jodida, y aunque en quinto año en nuestro curso había solo seis mujeres, tuvimos el orgullo de tener a la más linda de todo Luján, o por lo menos eso le pareció a los jurados del concurso “La Reina De La Primavera”. Eso habla de la belleza de Jodida. Yo se lo había profetizado esa mañana, en el laboratorio de química, cuando le dije: “Seguro que ganás”, mientras otros más zarpados sacaban la cabeza de su pija por los bolsillos rotos de sus jeans y le preguntaban: “¿Tenés cambio?” A mí Jodida me caía bien porque era fan de Charly García, incluso había ido a la presentación de Piano Bar en el Luna Park, y después me prestó la revista del programa de ese concierto. Una vez, en inglés, escribimos juntos una minibiografía de Charly. Además, era de las varoneras.

Ahora Jodida tiene cáncer linfático, en el corazón y los pulmones, desde hace muchos años. Ya le sacaron un pulmón y lleva años de tratamientos, pero el cáncer no deja de avanzar. En cada quimioterapia, pierde pelos y defensas y cejas y queda totalmente debilitada. Los tratamientos eliminan “lo bueno y lo malo”, por eso queda al borde de que un simple resfrío se la lleve, y no puede compartir el baño con nadie.

El lunes pasado, Jodida fue al oncólogo para ver los resultados de sus últimos estudios, y los mismos fueron una mierda. Jodida está re-jodida. Tiene tres opciones: (a) Hacerse quimioterapias más severas todavía, que no prometen salvarla definitivamente y la dejarán debilitada por meses; (b) Lograr que su obra social le consiga una nueva medicina alemana (con la que se está experimentando) que sale u$ 80.000, que no se consigue fácilmente, que tampoco le asegura nada, y que debe usarse al toque de que baje del avión porque si no pierde efectividad (como si fuera una película) o (c) Seguir viviendo hasta que de (onda “por ahí te curás sola, qué sé yo… Dios es muy misterioso”)

Bueno, entonces ustedes dirán: “Che, no está tan jodida. Se hace los
tratamientos y que sea lo que Dios quiera”. No, no, no, no. Los problemas
recién empiezan. Las decisiones nunca son tan simples para Jodida.

El problema de Jodida es que hace más de dos años, se enamoró de alguien que vive en Europa, culpa de un pelotudo que les prestó una llave, que no sabe si le hizo un favor o le cagó la vida. Una sola noche de pasión logró mantener el calefón al máximo durante estos dos años. A pesar del océano Atlántico, la comunicación fue fluída, intensificándose en los últimos meses cuando los telefonos ardían, los monitores se desintegraban y hasta las golosinas argentinas cruzaban el océano (“Voy a comprar un alfajor”). Cuando Jodida ya había decidido que se iba a Europa por un tiempo, cuando ya tenía la plata y estaba buscando un buen pasaje, cuando ya había arreglado con su ex marido para que cuide a sus hijas, cuando desde Europa prometían Ibiza y la agenda también coincidía con recitales de Joaquín Sabina, cuando los dos volaban de alegría porque por fin se iban a re-encontrar y el mundo iba a estallar, Jodida fue al oncólogo y se enteró de las malas noticias, de sus tres opciones.

¿Ahora que hace? ¿Arriesga su vida por amor? ¿Se somete a los tratamientos y si sobrevive va a Europa muchos meses después? ¿Y si no sobrevive? ¿Y si le consiguen la medicina de u$ 80.000 cuando ella no está? (teniendo en cuenta que hay importantes personalidades tramitando esto) ¿Y si empeora estando allá? Quizás tenga suerte y un psiquiatra la convenza que su mal se puede curar a base de amor, vasos, besos, porros y pija. Y hasta quizás sea verdad. Y en el peor de los casos, quizás encuentre finalmente a su papá, que en algún lado debe andar.
Dios: dejate de joder y dejá a la jodida Jodida disfrutar un poco. ¿Ok? Si no
me hago ateo. Y no te digo “la puta que te parió” porque, si existís,
nadie te parió (y no porque tenga miedo de blasfemar.)

(Tomá Jodida… te dejo el nuevo tema de Charly que todavía no sabe si se llama “Medicina del Amor” o “Medicina del Doctor”)

http://www.youtube.com/watch?v=5slyvOm8jc

 

Etiquetas:

2 comentarios to “El Dilema De Jodida (A.K.A. Horizontal, Seis Letras, Nombre De Dama)”

  1. Elisabet Says:

    hey jodida, metele pilas eh. soy una amiga del muchacho guarango del blogte mando un beso enorme

  2. Paula Florencia Says:

    Yo creo que Jodida tiene una vida por delante. De 2 minutos, 5 horas, una semana o veinte años, pero la tiene y es de ella ahora. Esto quiere decir que Jodida esta como cualquiera de nosotros: No sabe cuanto le queda de vida.La única diferencia entre Jodida y vos y yo es que la muerte esta adentro de ella, nosotros la tenemos afuera, pero todo el tiempo rompiendonos las pelotas. Concluyo asi en que Jodida debe viajar a buscar el amor… porque sin ser cursi, muchas veces es lo único seguro que cura seguro. Jodida tiene que tener sexo, comer, viajar, estar con plantas; tocar la naturaleza.Yo no la conozco mucho pero la quiero porque es una buena persona y porque odia a los milicos.Ojala algún dia me llegue la noticia de que esta con el enamorado cuando abra la ventanita que titila en naranja y dice "Ale Rampazzi dice:"Ale…te quiero mucho. muchisimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: