Academia de Regeneramiento para Pervertidos

(Esto lo escribí en 1996 para mandar al programa Cuál Es de la Rock & Pop, cuando estaban buscando guionistas. Creo que estaba demasiado influenciado por Eduardo De La Puente, que en esa época escribía guiones de este estilo.) (Creo que al final mandé otros pero este no lo mandé.)

LOCUTOR:
Buenos
días, degenerados sexuales. ¿Cómo están hoy? ¿Cómo se han levantado? ¿Acaso
algo mojados? Esta es una nueva sesión del curso que dicta la Academia de
Regeneramiento para Pervertidos por la FM Rock & Pop, la radio que más apoya la
pureza. Como ustedes saben, este curso está dedicado a todas aquellas personas
que no pueden dominarse cuando están con una dama, a todos aquellos
de-ge-ne-ra-dos que sólo piensan en una cosa: El sexo.

 

                En
nuestra clase de hoy veremos varios ejemplos de situaciones comprometidas.
Analizaremos las respuestas equivocadas y les enseñaremos cómo tienen que
contestar, cuando se les presente una situación similar.

 

                Sin
más preámbulo, pasemos al primer ejemplo de nuestra clase de hoy. Edelmiro y
Emilia son un par de buenos amigos. Se encuentran en un bar y conversan
placidamente mientras toman café. Emilia, que es una adolescente en pleno
proceso de desarrollo, le está contando a Edelmiro los complejos que tiene con
su cuerpo. Escuchen atentamente la cinta que después analizaremos
.

 

EDELMIRO: ¿Qué te
pasa, Emilia? ¿A qué se debe esa cara de cansada que tienes
.

 

EMILIA:
Ay, Edelmiro, si supieras. ¡Hace días que no duermo!

 

EDELMIRO: Pero… ¿Qué
es lo que te pasa? ¿Sufres de insomnio? ¿Tienes algun problema
?

 

EMILIA:
En realidad, sí. No estoy conforme con mi cuerpo.

 

EDELMIRO: Pero… ¿Por
qué? Para mi… eres muy linda.

 

EMILIA:
No mientas, Edelmiro. Por favor. Mirame. Mira mi nariz, tan parecida a la de
Bilardo. Y mis dientes, todos enmohecidos. Mira mis dos ojos, apuntando hacia
el centro. Es imposible disimular que soy bizca. Y los granos que tengo en la
cara…. parecen cráteres a punto de estallar.

 

EDELMIRO: Bueno,
Emilia. No es para tanto….

 

EMILIA:
¿Cómo que no es para tanto? Te fijaste en mis piernas. ¡Tengo 16 años y ya
tengo celulitis! ¿Y mi cintura? ¿Qué me decís de mi cintura? Parezco una vaca
de dos piernas. Además, debo confesarte, tengo mal aliento.

 

EDELMIRO: Pero no
tienes que hacerte problema por eso, Emilia. Escuchame. Tu tienes muchas cosas
lindas. Si te mirases bien, con ojos optimistas, notarías que por lo menos algo
lindo tenés.

 

EMILIA:
¿Qué tengo lindo? NADA. NADA. NADA. ¡¡¡Soy horrible!!! ¿Qué tengo lindo?

 

EDELMIRO: Tenés más
tetas que la TETAMANTI,
Hermana.

 

            (Ruido de sirenas)

 

LOCUTOR: Ven, queridos
alumnos. Esto es lo que nunca hay que decir. Nunca, pero nunca, se debe hacer
mención al tamaño de los pechos femeninos. Eso hace que las chicas se sientan
objetos sexuales en lugar de personas. Edelmiro, en ese momento, tendría que
haberse referido al maravilloso mundo interior que seguramente tiene Emilia.
Hacerle notar su capacidad intelectual y emotiva. Su sensibilidad. La magnifica
persona que ella debe ser.

                 Esta es entonces, la primera lección. Repitan
en sus casas: NO DEBO REFERIRME AL
TAMAÑO DE LOS PECHOS FEMENINOS, BAJO NINGUNA CIRCUSTANCIA
. Es recomendable
que repitan esta frase tres veces cada noche, antes de dormir, para
internalizarla en su subconciente y así hacerla una realidad constante en sus
vidas.

 

                Pasemos
ahora al segundo ejemplo de hoy. Javier y Claudia vuelven de la escuela.
Javier, como buen caballero, lleva en sus brazos los libros de Claudia. Esta le
confiesa que aunque muchos alumnos del colegio están interesados en ella,
ninguno la puede satisfaccer del todo.

 

CLAUDIA:
Oh, Javier. Si supieras que mal que me siento. Tu sabes que todos los chicos de
la escuela están muertos por mi. Yo podría escoger al que quisiera.

 

JAVIER: Así es. Todos
te llaman: “La actriz principal de mis sueños”.

 

CLAUDIA:
Ya lo sabía. Pero… No sabés lo difícil que eso es para mi. No puedo soportar
tanta carga. Yo quiero tener un novio, pero no lo puedo encontrar. Todos los
chicos me hablan de temas que no me interesan: fútbol, autos de carrera, música
beat. Incluso Gervasio Pettorutti, el campeón de natación, a quien yo
consideraba un chico muy agradable, me invitó el otro día a ver un partido de
bochas.

 

JAVIER: Uyyy!!!! ¡Qué
mal gusto!

 

CLAUDIA:
Así es.

 

JAVIER: Pero…. ¿Qué
es lo que deseas? ¿Qué cualidades debe tener el hombre de tus sueños?

 

CLAUDIA:
Mirá… Te lo voy a contar. El aspecto físico no me interesa. Yo quiero alguien
dulce, tierno, cariñoso. Que me regale flores todos los días. Que me repita que
me ama. Que no se fije en mi cuerpo, sino en mi como persona. Quiero alguien
con quien compartir poesía. Alguien con quien poder ir a ver al amanecer y
disfrutar de ese hermoso espectáculo. Alguien que me trate como a un ser
humano. Alguien pensante. En fin…. Alguien que me llene.

 

JAVIER: Yo te lleno la
argolla de leche, si queres
.

 

            (Ruido de sirenas).

 

LOCUTOR: Observamos acá otro
grave error, gravísimo. Convengamos de que hasta aquí Javier venía llevando muy
bien la conversación, logrando incluso que Claudia le contase su sueño más
oculto: La personalidad masculina que ella tanto anhelaba. Pero otra vez, el
sexo en forma de pensamiento irrumpió en la mente de Javier. Ese pensamiento
maligno, que no es otro que satán, lucifer, el diablo, Damien Thorn, la bestia,
666, satanás, mandinga, en forma de pensamiento. Acá vimos como Javier perdió
su oportunidad de conquistar el Amor de Claudia, por excitarse con su cuerpo y
no observar la maravillosa persona que se escondía atrás de esa bella señorita.
Entonces, la segunda lección de hoy es: NO
HABLAR DE SEXO ADELANTE DE SEÑORITAS
. Repito para darles tiempo de que
anoten: NO HABLAR DE SEXO ADELANTE DE
SEÑORITAS
. Recuerden que deben repetir esta frase tres veces antes de
dormir.

 

                Pasemos
ahora al tercer y último ejemplo de hoy. Carla le está contando a David la
terrible agonía que sufrió cuando estuvo cuarenta días secuestrada por un par
de hombres que la confundieron con la hija de un millonario
.

 

CARLA:
Fue horrible, David. Me tuvieron cuarenta días encerrada en un cuartito. Sólo
me tiraban unos pancitos cada día. Y me alcanzaban una manguera para que tomase
un poco de agua. Te aseguro que me quería morir. ¡Tenía una hambre atroz!

 

DAVID: Me imagino. No
es para menos
.

 

CARLA:
Y a la noche,  todo era un suplicio.
Siempre mirando el techo. ¡Oh, qué soledad tenía! No sabes que horrible es la
sensación de no hablar con nadie por cuarenta días. De que nadie te diga algo
lindo. De que nadie te abrace y te consuele. Me sentía completamente desdichada
y sóla.

 

DAVID: Pero alguna
pajita te habrás hecho. ¿No?

 

            (Ruido de sirenas)

 

LOCUTOR: Otro grueso error. LA
MASTURBACION ES
UN
TEMA QUE NUNCA DEBE TOCARSE CON UNA DAMA.
Anoten, para repetir tres veces
esta frase: LA MASTURBACION ES UN TEMA QUE NUNCA DEBE TOCARSE CON UNA
DAMA
. En este caso, David tendría que haber compartido el dolor que sintió
Carla en sus cuarenta días de soledad. Y recordarle que ahora estaba libre y
podría gozar de las cosas que le faltaron en su período de cuarentena. Pero
nunca, NUNCA JAMAS, debe hacersele una pregunta tan confindencial a una señorita.

 

                Bueno.
Esto es todo por hoy. Pero antes de despedirnos, les dejamos una tarea para el
hogar. Escriban la respuesta a nuestro concurso PENE FLACCIDO a CASTIDAD 911,
Cinco G, C.P. 1133 , Capital Federal, y podrán ganar una cena con el Ingeniero
Alvaro Alsogaray, quien fundara esta academia en 1957 y es el ejemplo de todos
nosotros.

 

                La
pregunta de hoy es:

                Ud.
se encuentra en una boite bailable. De repente, una señorita se acerca a Ud. y
lo  invita a bailar. ¿Qué contesta Ud?

Opción A: Le agradezco, pero es el
hombre el que debe tomar la iniciativa.

Opción B: Sí. Encantado. Dancemos
toda la noche.

Opción C: No nena. Vamo’ a garchar
o nada.

 

                Y
ahora nos despedimos hasta la semana que viene. Y recuerden mirar a las chicas
sólo a los ojos, y pensar en algo puro si algo se les pone duro.

 

 

ALEJANDRO LUIS RAMPAZZI

23/02/96

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: