La Cornetita Que No Funcionó

Una vez, en una fiesta de casamiento, cuando ya estaba por
terminar y a todos los estaba atrapando la melancolía post-party, y quedaba
poca gente, observé que los novios estaban sentados y me acerqué a hablar con
ellos. Tenía una cornetita y les dije:

 

“Les deseo toda la felicidad. Cuando discutan, que seguro lo
van a hacer, aguantensé y acuérdense que se aman y no dejen que una discusión
boluda arruine el Amor. Olviden sus egos y sean felices. Este es mi deseo de
felicidad para ustedes: Prrrriiiiiiiiipppp (tocada de cornetita)”.

 

Unos años después se separaron.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: