La Minita Que Nos Encarábamos Todos

 

¡Ah! Me acuerdo la época en que todos nos encarábamos a esta
minita:

 

Estábamos todos locos por ella porque
era la que mejor hablaba y, cuando se ponía ese pantalón rojo, se le marcaba el
culito redondito. Un día le dije: “Si llegás a ser presidente, Cris, prestá
atención a lo que dicen los taxistas. Si ellos putean es que vas bien”. Le dije
eso porque me la quería coger y fue lo único que se me ocurrió.

 

Esta foto se la saqué el día que
conseguí desvestirla. Tuve un percance porque yo usaba un calzoncillo blanco
que le dio asco. Se vistió antes de que pudiera tocarla. Nunca más volví a usar
calzoncillos blancos porque son muy buchones.

 

Al final, se la terminó ganando un bizco de nariz prominente
que era parecido a Tristán.

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: