The Soundtrack Of My Life (La Banda Sonora De Mi Vida)

"It’s All Happening!"

¡Qué buena semana!

 

A mí me gustan
los Beatles, los Stones, Dylan, los Redondos y muchísimos otros. Pero nunca
podré ver a Jimi Hendrix, ni cantando a Freddy Mercury. Sin embargo, hay dos
artistas que seguí durante más de la mitad de mi vida, dos artistas que siempre estuvieron cerca de mí: Charly García, al cual
vi por primera vez en Octubre de 1988 y Fito Páez, a quien vi por primera vez
dos meses después. En estos 22 años, los vi triunfar y re-triunfar y caer y
renacer muchísimas veces. Fui a todos sus recitales importantes y a los no
tanto. En sus conciertos, más allá de la emoción que siento, revivo toda mi
vida: me acuerdo de cuando estrenaron cada canción que tocan y todo lo que
pasaba en mi vida en cada momento.

 

Charly tocó dos
noches en el Luna Park. La gastó. Cada vez se está soltando más (aunque todavía
le falta). Fueron las veces nº 92 y 93 que lo vi, y sin embargo, en la 93,
lloré por segunda vez (la otra había sido en la 64, Quilmes Rock 2004 bajo la
lluvia.) Lloré cuando pensaba que ya había terminado y Charly salió solo al
piano otra vez y tocó esto:

  

(Los que leen por Facebook tienen que entrar acá)

El Luna Park, en
la segunda función, quedó en llamas. Hacía tiempo que no veía tanto entusiasmo.

 

Pedro Aznar, el
Bajista-Orquesta, estuvo de invitado los dos días. León estuvo en el primero, y
en el segundo Fito y Juanse. La pasé super bien los dos días, y además es un
gusto volver a ver a todos los locos que fui conociendo en los recitales de
Charly de este siglo, que me enseñaron la importancia de ir a TODAS las
funciones (no entiendo por qué en el siglo pasado no hacía eso.) También ADORO
usar mi brazalete y hacer las previas con estos locos (mención especial para
Cape, la
Mierda-Oficialista, con quien nos tomamos unos tragos antes
de la primer función y nos dimos una manija bárbara.)

 

En la segunda
función, Charly se fue en una limusina con Juanse, así que es probable que en
los próximos días baje 30 kilos y vuelva a caminar pateando todo lo que
encuentra a su paso.

 

Fito estuvo
entre el público de Charly en la segunda función, muy cerca mío. Estaba con
Fabiana Cantilo. Se unía a nosotros entre tema y tema con cantitos como “Olé Olé
Olé Olé Charlí Charlí” y otros. En un momento desapareció, subió al escenario
para hacer junto a Charly una versión E-S-T-R-E-M-E-C-E-D-O-R-A de Desarma Y Sangra, y luego volvió a su
posición entre el público como buen fan de Charly. Yo no lo saludé porque quería
dejarlo tranquilo, disfrutando un show de Charly, que es uno de los momentos
más gloriosos de la vida.

 

El jueves había
comprado el nuevo disco de Fito (que le gusta mucho a mi amigo Nacho). Y el sábado
Fito tocaba gratis en Castelar. Vengo de ahí. Pensé que iba a tocar solo con el
teclado, pero no… fue algo impresionante, con una banda nueva GENIAL (dos
guitarristas, dos tecladistas (más Fito), bajista y baterista que le pega con
mucha fuerza.) El repertorio fue como para cagar a trompadas a tu corazón. Y
encima mi político favorito, Martín Sabbatella, le entregó una plaqueta como
ciudadano ilustre del partido progre y exitoso de Morón.

 

El jueves, un
amigo que está viviendo en Alemania me recomendó un rappero alemán, llamado
Peter Fox. Parece que vende todas sus entradas en menos de media hora pero…
¿por qué me habría de gustar eso? A mí el rap me parece una cagada, y en
alemán mucho más. Me imagino aprendiendo alemán para entender lo que dice Peter
Fox, y darme cuenta años después que lo que dicen Charly y Fito es mucho mejor.
Seguro. A mí me gusta la música con lindas melodías, cambios de acordes, esencia
Beatle y letras que cuenten historias o relaten estados de ánimo que me
identifiquen. A mí me gusta cantar a los gritos: “A veces estoy tan bien, estoy
tan down… ¡calambres en el alma!” o “Ten piedad no seas así, no le des patadas
a los locos”, o “Somos como peces que están fuera del mar, fuimos tantas veces
hacia al mismo lugar”, o “enredados en la Internet de algún sueño vamos a salir”. Los rapperos
alemanes me chupan un huevo.

 

En fin…
felicidad completa (y encima todavía queda un Luna Park de Charly y otro de
Fito), y agradecimiento a mí mismo por poder seguir yendo a estos eventos a los
38 años.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: