Varios Dylanes Para Brutos Que No Saben Inglés

1962.- Señores De La Guerra

 

En plena “Guerra Fría”, cuando todos pensaban que en
cualquier momento se venía la Tercera Guerra
Mundial Nuclear Definitiva, cuando todas las casas tenían refugios antiatómicos
y los chicos de las escuelas tenían simulacros semanales, porque el bombardeo
nuclear podía venir EN CUALQUIER MOMENTO, un Bob Dylan lleno de rabia, les
canta a los “Señores de la
Guerra”: los fabricantes de armas.

De su segundo disco, Bob Dylan, El Liberado.

 

Vengan Señores de la Guerra

Ustedes que fabrican armas

Ustedes que fabrican bombarderos

Ustedes que fabrican grandes bombas

Ustedes que se esconden detrás de las paredes

Ustedes que se esconden detrás de sus escritorios

Quiero que sepan

Que puedo ver a través de sus máscaras.

 

Ustedes nunca han hecho nada

Más que construir para destruir

Juegan con mi mundo

Como si fuera su juguete

Ponen un arma en mi mano

Y se ocultan de mi vista

Y cuando las balas empiezan a surcar el aire

Dan la vuelta y salen corriendo.

 

Como el viejo Judas

Mienten y engañan

Quieren hacerme creer

Que una guerra mundial se puede ganar

Pero veo a través de sus ojos

Y de sus cerebros

Como veo a través del agua sucia

Que sale por mi desagüe.

 

Sostienen los gatillos

Para que otros disparen

Luego retroceden y observan

Y cuando los muertos empiezan a aumentar

Se esconden en sus palacios

Mientras la sangre de los jóvenes

Escapa de sus cuerpos

Y se entierra en el barro.

 

Trajeron el peor temor

Que se pueda imaginar:

El miedo de traer niños al mundo

Porque amenazaron a mi hijo

Que no nació ni tiene nombre

Ustedes no se merecen

La sangre que corre por sus venas.

 

¿Cuánto tengo que saber

Para poder hablar?

Ustedes pueden decir que soy joven

Pueden decir que soy ignorante

Pero aunque soy más joven que ustedes

Hay algo que sé:

Que ni siquiera Jesús

Perdonaría lo que hacen.

 

Dejenmé que les haga una pregunta:

¿Es tan bueno su dinero?

¿Les comprará el perdón?

¿De verdad lo creen?

Cuando llegue su hora

Se que se darán cuenta

De que todo el dinero que tienen

No salvará sus almas.

 

Y espero que se mueran

Y que la muerte les llegue pronto

Yo seguiré su ataúd

En una pálida tarde

Y observaré como los bajan

A la tumba

Y permaneceré de pie sobre ella

Para estar seguro de sus muertes.

   

 
 

 

1966.- Lo Más
Probable Es Sigas Tu Camino (Yo Seguiré El Mío)

 

De su excelente “Blonde On Blonde”, plagado de imágenes
psicodélicas, una canción eficaz para mandar a la mierda a una mina (hay muchas
canciones dylanianas que cumplen esta función.)
 

 

Decís que me amas

Y que estás pensando en mí

Pero sabés que podrías estar equivocada.

Decís que me dijiste

Que querías abrazarme

Pero sabés que no sos lo bastante fuerte.

No puedo hacer lo que ya hice antes,

No puedo suplicarte más.

Voy a dejar que te vayas

Y yo me iré último.

Luego, el tiempo dirá quién ha caído

Y quién fue dejado atrás

Cuando sigas tu camino y yo el mío.

 

Decís que me molestas

Y que no me mereces,

Pero sabés que a veces mentís.

Decís que estás flaqueando

Y que siempre te duele

Pero sabés lo duro que lo intentás.

A veces llega a ser muy difícil que te importe

Esto no puede ser así en todas partes.

Voy a dejar que te vayas

Y yo me iré último

Luego, el tiempo dirá quién ha caído

Y quién fue dejado atrás

Cuando sigas tu camino y yo el mío.

 

El juez te tiene bronca

Y va a citarte

Esta muy mal hecho

Y camina sobre zancos

¡Cuidado que no se te caiga encima!

 

Decís que lamentas

Haber contado historias

Que sabes que creo ciertas.

Decís que tienes

Otra clase de amante

Y, sí, creo que lo tienes.

Decís que sus besos no son como los míos

Pero esta vez no te diré por qué es así

Todo lo que haré es dejarte marchar

Y yo me iré último.

Luego, el tiempo dirá quién ha caído

Y quién fue dejado atrás

Cuando sigas tu camino y yo el mío.

 

   

(Mi versión favorita, en vivo en el disco Before The Flood)

1974.- Si La Vez, Decile Hola

 

 

De otra de sus grandes “Master-Piece”, Sangre Sobre Los
Surcos, acá cuenta la historia de una persona madura a la que su mujer lo
abandonó y está muy dolorido. Casualmente, coincide con que su mujer, Sara, lo
había abandonado, pero no tiene nada que ver (Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.)

 

Si la vez, decile hola

Ella debe estar en Tánger

Se fue de aquí la primavera pasada

Escuché que vive allí.

Decile de mi parte que estoy bien

Aunque las cosas vayan despacio

Ella debe pensar que la he olvidado

No le digas que no es cierto.

 

Tuvimos una pelea

Como los amantes tienen de vez en cuando

Y pensar en la forma que se fue aquella noche

Todavía me da escalofríos

Y aunque nuestra separación

Me destrozó el corazón

Ella vive aún dentro de mí

Nunca hemos estado separados.

 

Si estás cerca de ella

Dale un beso de mi parte

Siempre la he respetado

Por romper y ser libre

Oh, no me interpondré

Entre lo que la haga feliz

Aunque el gusto amargo me dura

Desde la noche en que traté que se quedara.

 

Veo a mucha gente

Cuando camino por la ciudad

Y oigo su nombre aquí y allá

Mientras voy de ciudad en ciudad

Y no me he acostumbrado

He aprendido a taparme los oídos

Quizás estoy muy sensible

O me estoy volviendo blando.

 

Puesta del sol, luna amarilla

Vuelvo a revivir el pasado

Conozco cada escena de memoria

Todo pasó tan rápido

Si ella vuelve a pasar por este camino

No es tan difícil encontrarme

Decile que puede venir a verme

Si tiene tiempo.

 

1997.- Para Hacerte Sentir Mi Amor

 

De Tiempo Fuera
De La Mente,
una linda canción de amor para finalizar.

 

Cuando la lluvia te da en la cara
Y cargues el mundo entero en tu valija
Podría ofrecerte un cálido abrazo
Para hacerte sentir mi amor

Cuando las sombras de la noche y las estrellas aparecen
Y no hay nadie allí para secar tus lágrimas
Podría abrazarte por un millón de años
Para hacerte sentir mi amor

Sé que no has tomado una decisión todavía
Pero yo nunca te haría mal
Lo sé desde el momento en que nos conocimos
No hay duda en mi mente a dónde perteneces

Pasaría hambre, me pondría negro y triste
Iría arrastrándome por la avenida
No hay nada que yo no haría
Para hacerte sentir mi amor

Las tormentas están causando estragos en la mar revuelto
Y en la ruta del arrepentimiento

Los vientos de cambio están soplando salvajes y libres
Sin embargo vos no has visto nada como yo.

Podría hacerte feliz, hacer tus sueños realidad
No hay nada que yo no haría
Iría al fin del mundo por vos
Para hacerte sentir mi amor.

 

   

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: