“Qué Bonita Vecindad”

El otro día estaba un poco deprimido y el zapping
televisivo me llevó a la historia de un huerfanito que vivía en una vecindad
del D.F., que era tan pobre que ni siquiera cama tenía: dormía en un barril.
¡Qué incómodo debe ser dormir en un barril! Creí que sería una historia
divertida, pero resultó ser penosa y deprimente.

 

El huerfanito siempre tenía hambre, y se desesperaba por
los sandwiches de jamón (a los que llamaba “tortas de jamón”.) Tenía tanta mala
suerte, que cada vez que entraba un gordo a cobrar los alquileres, le pegaba
(sin querer) con algo y el gordo se enojaba con él.

 

Para colmo de males, el huerfanito veía que un vecino
suyo, de cachetes inflados y ridículo vestido de marinerito, tenía buenos
juguetes mientras él no tenía nada. El niño rico lloraba apoyándose en la pared
y emitiendo un extraño sonido: “triiiiiiiiiiiiiiiiiii”. Era hijo de una mujer
que nunca se sacaba los ruleros, y a la que visitaba un hombre muy alto, que
siempre le traía flores. Cada vez que se encontraban, se miraban enamorados y
la de los ruleros lo invitaba a tomar un café, en un diálogo muy cursi que se
repetía muy seguido.

 

También vivía en esa vecindad un hombre de gorro-Piluso y
cara de borracho, que nunca tenía para pagar el alquiler y era el padre de una
anteojuda que no se sabía poner los sacos. Este hombre siempre ligaba
cachetezos de la de ruleros, que solía creer que le había hecho algo a su
hijo. Luego del cachetazo, la de ruleros lo mandaba a hacer diversas acciones
“a su abuelita”, y el niño cachetudo le decía: “Chusma chusma chusma” y lo
empujaba. El maldito se desquitaba dándole un “coquito” al huerfanito, que
siempre lloraba así: “pi pi pi pi pi pi pí” y se metía en el barril.

 

Y eso no es todo: en el departamento 71 vivía una vieja a
la que llamaban “la bruja”, que asustaba al pobre huerfanito.

 

Me entristeció la vida de este pibe, a pesar de que en el
medio de esta historia trágica había divertidos juegos de palabras, mucho
mejores que los del rabino Bergman, que se cree inteligente y es un
impresentable.


Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: