Fuckin’ Telemarketers

Fito Páez compuso, en 1987, una canción que en una parte
pregunta: “¿Por qué no prueban una noche cuando lleguen a su casa y no haya
nadie y el teléfono no suena a ver qué pasa?” Supongo que en 1987 no habría
telemarketers, porque yo, cada vez que llego a mi casa y no hay nadie y me
descalzo y pienso: “Uy, ¡qué felicidad!”, siempre tengo que atender insistentes
llamados de estos molestos hijos-de-mil-putas dispuestos a venderme servicios pedorros que no
necesito.

 

Señores Telemarketers: No me rompan más las pelotas. No
necesito nada de lo que ustedes venden. Lo único que necesito es un brazalete
Say-No-More para el viernes, porque el último que tenía lo regalé en Septiembre
del 2007 en la puerta de La
Trastienda a una chica que tenía lindos ojos.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: