Conchita

El odontólogo Barreda siempre me pareció un tipo
coherente. Será un asesino desalmado, sí, pero coherente.

 

Si Barreda tuviese convenio con mi obra social, yo me
atendería con él. Con suerte, mientras trata mis conductos, podría contarme
escalofriantes relatos de su pasado sin cargo adicional.

 

Estoy seguro que no me mataría, porque es coherente.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: