Alucinaciones

Dice Alejandro Dolina sobre las ALUCINACIONES, en su libro
Bar Infierno:

 

“(…)

 Creer que el vecino de al
lado es una creación de nuestra mente no es menos novelesco que considerarlo un
ser real.

(…)

Manuel Mandeb relataba al borde
del desmayo esta simple historia, que para él era la tragedia del centro del
mundo: un hombre ve lo que todos ven, pero le asigna una importancia, una naturaleza
y un sentido diferentes. El lenguaje impide comprender las discrepancias, que
son verbalizadas como coincidencias. Por otra parte, Mandeb vivía desconfiando
de todos los episodios de su vida, sospechando que podían ser alucinaciones.

Para algunos, la
irresponsabilidad del hombre de Flores ante sus compromisos económicos y
sentimentales, encontraba sostén filosófico en la duda precitada.

En una carta que alcanzó gran
difusión como prosa poética y que era en realidad la negativa a solventar unas
cuotas del crédito Devoreal, Mandeb escribió: ‘Nos vemos a nosotros mismos como
seres reales, pero quizá somos nuestro propio y engañoso espejismo. Yo, que me
veo ahora denso y palpable, soy, sin embargo, alucinación de mí mismo’.

(…)

La ley,

la rigurosa ley

que impide la destrucción del mundo

se escribe así:

Toda sensación es verdadera.

(Ahora sé que me amaron.)

Etiquetas:

Una respuesta to “Alucinaciones”

  1. Viejex Says:

    Alucinante! Soy la alucinación de mi mismo…que buena paradoja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: