Big Brother



A mí me hubiese gustado tener un Hermano Mayor (Big Brother) que me guiara en las cosas más importantes de la vida. Un Hermano Mayor que me dijese qué libros había que leer, qué música había que escuchar, cuántos agujeros tenía una concha y cosas obvias como por ejemplo explicarme que en el dúo Simon & Garkunfel, Paul Simon era un genio y Art Garkunkel un pelotudo. Ni siquiera tuve el Hermano Mayor de un amigo para consultarlo en ese tipo de cuestiones.

Reemplacé la falta de Hermano Mayor con una curiosidad arrolladora. Siempre estaba atento a cualquier cosa que decía alguien en mi misma sintonía pero con más conocimiento, y luego iba e investigaba. Investigar en la época en que no existía Internet era muy caro, pero daba grandes satisfacciones. Tenía la antena siempre prendida tratando de captar señales de cosas copadas. Me hice de abajo con un trabajo de hormiga.

Una de las cosas que más me gusta de mí es que no me traicioné mucho. Evité hacer casi todo lo que me parecía ridículo y falso de la sociedad. Algunas cosas no las pude evitar, pero fueron pocas las concesiones que tuve que hacer para llegar a ser yo. No tuve muchas opciones porque nunca pude mentirme a mí mismo. Si algo me parecía mal lo evitaba aunque todo el mundo pensase que soy un anormal y/o un antisocial. Todo eso me transformó en una persona rara. Para llegar a ser normal, debería mentirme, y ya les dije que no puedo.

No puedo evaluar si acerté o me equivoqué, simplemente hice lo que pensé que debía hacer. Seguro que muchas veces me equivoqué, pero me volvería a equivocar ante las mismas circunstancias. No tuve opción. Tender la cama siempre fue una actividad prohibida para mí.

Creo que tener un blog no es para nada cool. Todo lo contrario diría. Pero no puedo evitarlo. Nunca quise ser cool, yo quería ser yo.

 

Etiquetas:

Una respuesta to “Big Brother”

  1. Romina Says:

    Me siento muy identificada con lo que escribiste. A mí también me hubiese gustado tener un hermano mayor. Muchas de las cosas las investigué por mi cuenta, la radio fue muy importante para mí en la época que no había Internet, porque solía quedarme dormida escuchando una radio de la zona, donde se tildaban contando historias interesantes, generalmente del mundo de la música (de la buena música). En la Rock&Pop había programas buenísimos a la madrugada, por ellos descubrí un montón de cosas y era un placer escucharlos. Pero me tocó ser hermana mayor, no sé si hago bien o no mi papel, hago lo que puedo. Me tocó dar la cabeza contra la pared muchas más veces, cometí errores, pero volvería a cometerlos. De los errores uno aprende, se podría decir que son necesarios…trato de que mi hno también lo sepa…Un besoAh…Paul Simon ES un genio…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: