Vuelven Los Fachos Culpa De Su

 
 

Ayer Susana Gimenez, mujer exitosa de poca cultura a la que sigue la gente burra y aburrida, angustiada porque habían asesinado a un allegado, dijo por los medios, con otras palabras, que habría que instalar la pena de muerte en Argentina. Eso, en principio, no es nada, porque todos sabemos los que piensan las rubias-teñidas huecas de poca cultura. Lo malo es que, en una encuesta, el 87% de la gente compartía sus palabras. O sea, según esa encuesta, hay un 87% de argentinos que, si fueran yanquis, hubiesen votado a George W. Bush (¡necesito seguridad porque me tiraron las Torres Gemelas y solo George W. pueda dármela!)

 

O sea, listo, el próximo presidente va a ser un fachito. Los asesores de Macri ya prepararon el discurso donde Mauricio, con cara de no-garca, confesará de manera elegante que está de acuerdo con Susana. Y así, volveremos a tener el país de mierda donde, cada 3 meses, llegue una nueva misión del Fondo Monetario Internacional, a decirnos que tenemos que recortar nuestros gastos en Salud y Educación para pagarles a ellos.

 

Igual, si tenés más de 30 y el corazón sensible (obviamente descarto que los menores de 30 todavía no son gente mala), tenés más de 100 razones para no cortarte “de un tajo las venas”. Cuando los ciclos históricos nos digan que les toca gobernar a la gente de mierda, resguárdate en estas “Más de 100 mentiras” hasta que los ciclos históricos nos traigan nuevamente gente que intenta aplicar políticas justas:

 

Más De 100 Mentiras (Joaquín Sabina. 1994)

 

Tenemos memoria, tenemos amigos,
tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, altares.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, León y Quiroga,
y un bisnes pendiente con Pedro Botero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hastasiempre, te quiero,
hinchas del atleti, gángsters de Coppola,
verónica y cuarto de Curro Romero.

Tenemos el mal de la melancolía,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al día,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, vírgenes de cera.

Tenemos naufragios soñados en playas
de islotes son nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Tenemos caprichos, muñecas hinchables,
ángeles caídos, barquitos de vela,
pobre exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos Pérez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
crímenes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.

 

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Vuelven Los Fachos Culpa De Su”

  1. Alejandro Says:

    Releyendo esto, se me pianta un lagrimón recordando a Joaquín, en uno de los tantísimos Gran Rex que fui (uno que estaba en la fila 6 a la izquierda al lado de una mina que estaba re-guapa), tratando de explicarnos quiénes eran "Quintero, León y Quiroja" antes de tocar esta canción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: