Todos Mis Choques Todos

 
 

Ø     Dedico este post a Luis, mi ex chapista, a quien gentilmente le cedí todos mis aguinaldos durante varios años.
>
> 1.- El primer choque que tuve fue en 1996, un 21 de Junio. Iba en un Renault 6 llamado Cristina al barrio de Flores, a un recital de Blues Motel. De repente vi unas luces en el medio de la ruta, pero fue demasiado tarde para frenar con los pobres frenos de Cristina. Tuve que tirarme a la banquina y el guarda-rail me ayudó a frenar, rayando todo el costado del auto. La policía estaba parando a todos los que pasaban porque había "mucha niebla", y luego no te dejaban ir hasta que les tires "diez pesos para la pizza". Así que les tuve que dejar lo que pensaba gastar escabiando durante el recital y ver el recital sobrio. Lo más raro de ese choque fue que, al otro día, mi amigo Hernán me contó el choque sin que yo se lo haya contado a nadie. ¡Lo juro! No se lo había contado a NADIE, y de repente él viene y me dice cómo hay que hacer si tenés que frenar de golpe en la ruta, y me cuenta un choque similar que él había tenido. Por esa época me pasaban un montón de cosas "raras" de ese estilo.

Ø    
>
> 2.- También en 1996, estábamos en lo de un amigo y, con otro, salimos a comprar birra a un kioskito. Íbamos por Avenida España cuando de repente mi amigo me grita: "Doblá a la derecha", y doblé sin mirar y una moto que venía atrás nuestro chocó con nosotros y se cayó. Solo se le había roto un farolito de la moto, así que mi amigo le dio $ 10 y seguimos viaje.

Ø    

> 3.- El tercer choque fue en 1997. Me la pusieron de atrás, el tío de una mina que conocía, en Colón casi llegando a Lavalle. Se bajó y me dijo: "Fue culpa mía, vamos a la comisaría a hacer la denuncia", y luego su seguro me pagó sin problemas.

Ø    
> 4.- Con Dolores, mi Fiat Uno Negro que tuve entre enero de 1998 y Junio del 2000, no tuve ningún choque, aunque me habrán abierto ese auto aproximadamente 10 veces, muchas veces rompiéndome el vidrio o la cerradura. Sin embargo, una noche/día de noviembre de 1998 volvía con un amigo de un boliche llamado "NewWest" que queda por Castelar. Mi amigo se durmió y yo fui tan gil que, para no molestarlo, bajé la música y no hice lo que hago siempre que hay posibilidades de dormirse: cantar (recuerdo que estaba escuchando el cuarto disco de los Caballeros de la Quema, que recién había salido). Así que en una curva, antes de llegar a Luján, cabeceé y cuando me desperté el auto estaba dando vueltas como un trompo y frenó apuntando para el lado de Capital. Esa fue la más peligrosa aunque ni Dolores ni nosotros tuvimos ningún rasguño, más allá de todo lo que temblamos después del incidente. Creo que en esa me ayudó un ángel.

Ø    
> 5.- Ya con Elvira (de solo 4 meses), el Peugeot 206, volvía de Ezeiza de llevar a mis padres una tarde de lluvia, cuando de repente alguien me choca de atrás, y eso hace que yo choque a otro auto que venía adelante, y este a otro, y así sucesivamente. Choque en cadena y Elvira dañada por adelante y por atrás. Nos bajamos bajo la lluvia y me volví a Luján con una paragolpe colgando. Mi tío Pancho se encargó de que el auto quede como nuevo en menos de una semana.
>
> 6.- Menos de dos meses después, un sábado a la noche, estaba aburrido en un boliche porque no estaba borracho, así que decidí irme pero antes me di unas vueltas, "en busca de una gatita en esa hora maldita en que los bares a punto están de cerrar". Pero más que gatita me encontré con un policía al que le choqué el auto. Venía un Renault 18 a toda velocidad por Mitre. Yo venía por Alsina. El semáforo no andaba y el tipo se mandó con todo y lo agarré en el costado (yo venía despacito). No hubo heridos. Al lunes siguiente fui a hacer la denuncia y el policía que me atendió me dijo: "¿Chocaste contra un policía? ¿Contra quién?" Entonces le dije el nombre y me dijo: "Uy, ¡El Abuelo! Lo drogui que estaría el sábado a la noche" (???????????) ¡Esa es la policía argentina! Ese fue el choque que más caro me salió, que más tiempo me dejó sin auto (como un mes) y el único que mi seguro tuvo que pagar (aunque yo venía por la derecha, y hay fallos que me podrían haber dado la razón, preferí pagar y no tener problemas con un policía.)

Ø      
> 7.- Una tarde de agosto del 2001 me iba a Córdoba con dos amigos (en el auto de uno de ellos) así que antes fui a guardar el mío. Lloviznaba y cuando voy a entrar al garage veo que un auto me impide la entrada, por lo que quedé en la calle de costado, mirando como otro auto que venía por esa calle a toda velocidad intentaba frenar, patinaba por la humedad y me la ponía en el costado haciéndome bastante mierda el auto, mientras yo apretaba los dientes y pensaba: "¡Oh no! ¡Otra vez!" Luego, los del garage donde guardo el auto quisieron cagarse a trompadas con el gordo que me chocó, y yo actué de pacificador. Y varios días después el gordo vino a hacerme propuestas indecentes para estafar a las compañías de seguro. Rechacé esas propuestas y luego de moverme mucho pude cobrar el seguro del Gordo, que hizo de todo por no pagarme pero finalmente pagó. Mención especial para la abogada que puse la compañía de seguros, que era muy tetona.

Ø      
> 8.- Una noche de diciembre del 2002, entré a un lugar que tenía un portón eléctrico. Entré y luego di marcha atrás cuando el portón estaba bajando. Resultado: abollón en la parte de atrás, cerca del techo. Mi viejo estuvo mucho tiempo preguntándose cómo había golpeado ahí.

Ø      
> 9.- Una madrugada de enero del 2003, cuatro chicas habían subido a mi auto en Villa Gesell. Mientras les estaba contando a la vez anécdotas de Buda, teorías sobre el orgasmo femenino, un capítulo de "Tumberos" y las cosas que había hecho para comprarme un sillón, una de las chicas me pidió que pare en la esquina y el Ford Falcon cargado de borrachos que venía atrás no alcanzó a frenar y me la pusieron de atrás otra vez. Las chicas huyeron y yo me fui a hablar con los flacos, que me pidieron disculpas por no haber alcanzado a frenar. Tenían seguro pero les dije: "¿Sabés qué? Odio hacer esos trámites. No quiero hacer la denuncia." Así que me subí al auto y me fui.

Ø    
> 10.- El de agosto del 2003 no lo quiero recordar porque no lo recuerdo bien. Resulta que pensé que había chocado de costado, pero cuando me levanté al otro día vi que estaba chocado de atrás.

Ø      
> Bueno, eso es todo, amigos, espero no haberlos aburrido. Quiero decirles que a pesar de lo peligroso que esto parece yo soy una persona muy conciente, y de cada choque he aprendido algo, especialmente del último. Conté los que manejaba yo, porque choqué otras veces manejando otros (recuerdo una vez que a mí mamá se le cortaron los frenos y nos chocamos tres árboles y un cartel, hasta que otro árbol nos paró.)

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: