M.O.

 
 

Una vez, en la década del 80, un chico me ganó 7 Coca-Colas, jugando al frontón. Arreglamos para que se las pague al valor de un lugar donde salían más baratas que en el Club de Tenis. Se las pagué. Años después, ese mismo chico murió. La moraleja no es que hay que tener cuidado con ganarme a mí al frontón, sino que hay que tener cuidado con las motos.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: