El Cine Numancia

 
 

Cuando era chico era re-fanático del cine (ahora me gusta más la tele.) Era tan fanático que agarraba El Clarín y leía qué película daban en cada cine del centro y de cada barrio. Me informaba de los estrenos, incluso de aquellos que no iba a poder ver. Por ejemplo, recuerdo que había una película que se llamaba algo así como “Cristhine F: 13 años, drogadicta y prostituta”. Se la comenté a mi viejo y me dijo que esa no era para mí.

 

Mi primer recuerdo del cine debe ser de un verano que tenía 3 o 4 años. Estuve todo el día en la pileta y caí dormido, y a la noche mis viejos me despertaron para ir al cine. Antes de ir me dieron milanesas. Yo pensaba que era la mañana y les dije: “¡A la mañana no se comen milanesas!”. Quizás me llevaron porque no tenían con quién dejarme. Fuimos a ver una versión de El Zorro con Alain Delon, creo. Flasheé con la pantalla grande, los colores, y toda la gente que había viendo la película. Pensé: “Esto es vida”. Creo que la peli era http://www.imdb.com/title/tt0072448/

 

Desde ahí me hice fanático, y no desperdiciaba oportunidad de ir. En esa época, en el cine Numancia de Luján daban siempre dos películas. Una era el estreno y otra era vieja. A veces salía tan copado de un estreno que lo único que quería era que llegase el año que viene para que vuelvan a dar esa película como “vieja” y poder verla de nuevo. En esa época no existían ni siquiera las videocaseteras ni la televisión por cable. A veces me salvaba el Canal 13, que en “El Mundo Del Espectáculo” solía dar películas no tan viejas los lunes a la noche. Era la única posibilidad de revivir las cosas que me copaban tanto.

 

Solía ir al cine a ver los carteles para ver que película daban ese fin de semana, y también a ver las fotos que ponían en la cartelera sobre los próximos estrenos. También inauguré el método de “ir solo al cine”, que consistía en ir solo cuando nadie me quería acompañar. A mi vieja le parecía rarísimo, probablemente porque ella considera al cine como un paseo o una salida, mientras que para mí significaba ir a ver algo imperdible. Si daban esa película yo no me la podía perder simplemente porque nadie quería acompañarme. Iba solo y listo.

 

Igual, en general, las películas eran una mierda. Estábamos bajo una dictadura y las películas argentinas para chicos eran sobre policías y/o militares buenos. Tardé años en darme cuenta que me estaban tratando de lavar el cerebro. Y además, en esa época, TODAS las películas tenían censura. La sección de cine de la Revista Humor se llamaba “Corte y Confección”, y terminaba cada comentario con frases de este estilo: “La versión original dura 128 minutos, pero nosotros veremos solo 116”. Otras películas ni siquiera se pudieron estrenar hasta que llegó la democracia. A la gente burra no le gusta la democracia.

 

Si la película era aburrida, tenías la opción de jugar a la guerra con caramelos Lipo.

 

El Numancia era un cine ENORME. A veces, pero muy pocas veces, se llenaba tanto que tenían que abrir la parte de arriba. Solo recuerdo dos veces que eso sucedió: (1) cuando se estrenó El Chanfle con Chespirito. (2) Cuando se estrenó El Manosanta Está Cargado con Alberto Olmedo. Esta última fue porque pensábamos que se iban a ver las tetas de Adriana Brodsky, Beatriz Salomón, Susana Romero y Silvia Perez, aunque fue un engaño porque las únicas tetas que se veían eran de otras chicas.

 

Ya en la década del 80, mentíamos diciendo que íbamos a colarnos a cumpleaños de 15 para ir a ver la porno que pasaban los sábados a las 0:30 en la trasnoche del Numancia. Había que tener cuidado porque te podías encontrar con algún conocido de tus viejos que saliese de la película que terminaba a las 12:00. Ahí me enteré que la conchas eran peludas y otras cosas.

 

Más o menos en 1987 aparecieron los primeros videoclubes y canales de cable, y al poco tiempo el Numancia cerró. Años después lo re-abrieron. Todavía está, pero solo lo que era la parte de arriba.

 

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: