Tumor, Bichos De Luz, Elis, Chico

 

 

Hoy me avisaron que una amiga tiene un tumor que probablemente (80% probable) derive en un cáncer. El martes le harán una biopsia y lo sabremos. Es la última vez que en este blog se hablarán de estos temas. Hoy hago una excepción porque ya estoy un poco borracho.

 

Me llamó a la tarde su esposo, que siempre fue mi mejor amigo, para contarme, y luego puso el “manos libres” y hablamos los tres. Justo había una cena en la “casa-country-estreno” de otro amigo, así que la tumorosa me dijo: “¿Viste? Me tengo que agarrar una cáncer para que estrene la casa”, así que fuimos a comer ravioles con vino y hacer chistes sobres la muerte, el cáncer, los tumores y todo eso. El hacer chistes no tiene que ver con nuestra insensibilidad, sino todo lo contrario: tenemos tantos huevos que podemos hacer chistes con lo que nos duele.

 

Mi mejor amigo siempre tuvo una vida llena de dificultades, y siempre salió adelante. Así que ahora tiene una dificultad bastante mayor, y seguro saldrá adelante. Creo que no lee este blog pero apostaría que su esposa (la tumorosa) lo lee (porque es muy inteligente) así que sabrá que desde acá se le manda todo el aguante. Total… todos vamos a morir algún día. Lo bueno de mis amigos es que te pueden contar que tienen un tumor y eso no impide que segundos después estemos discutiendo si es mejor un plasma que un proyector, o comentando lo bueno que estuvieron los diez capítulos de Hermanos & Detectives.

 

Durante la cena, 7 hijos de mis amigos y yo salimos a agarrar Bichitos De Luz. El más chico, que tiene dos años, los pisaba y le quedaba una lucecita prendida en la suela de la zapatilla. Yo le pedía que no los mate pero él los mataba sin piedad. Quizás para el Bichito De Luz su vida era muy importante, pero al nene de dos años no le importaba y los mataba (y se divertía con eso.) En la eternidad la vida de un Bichito De Luz tiene la misma importancia de la vida de cualquiera de nosotros. Para el Bichito De Luz será muy importante andar por la oscuridad, entre otros Bichitos De Luz, prendiendo su lucecita y quizás reproduciéndose de alguna misteriosa forma. Para mi amiga será muy importante querer a su esposo y sus dos hijas. Para el Bichito De Luz será una tragedia que unos gigantes lo agarren con unas manos enormes y lo den vuelta y lo metan en un frasco junto a otros Bichitos De Luz y venga otro y lo pise. Mi amiga debe comprender que tener un tumor es algo que sucede, y en la eternidad no es nada. Lo que es, es. Lo que debería ser no importa porque lo que es es la única realidad. Comprender eso me ayudó mucho. Y así como escribí hace poco que si me tocaba la colimba la iba a hacer sin chistar, si me tocase un cáncer haría la quimioterapia sin chistar y hasta luciría orgulloso mi pelada. Dejemos el chistar para los que no tienen huevos y se quejan de intrascendencias (“xx sale muy caro”, “¡Cómo aumentó xx!”). Los que tenemos huevos enfrentaremos lo que es con nuestros huevos, y pase lo que pase saldremos adelante, ya sea en esta vida o en lo que resta de la eternidad. 80 años no son nada al lado de la eternidad (1.000.000 años multiplicado infinitas veces por 1.000.000 de años, para tener una idea.)

 

Ahora, mientras escribo esto, estoy viendo un DVD de Elis Regina. Quizás Elis fue la mejor cantante que hubo sobre este planeta. Para mí sí (otras se le compararán pero Elis fue la mejor.) Compré el DVD porque solo la había visto en fotos. Cuando Rita Lee tocó por primera vez en Argentina, antes de cantar la canción de Os Mutantes “Aló Marciano!”, contó que esa canción había sido grabada por Elis, y que Elis era “la mejor cantante del mundo” y alzó las manos al cielo tratando que Elis sepa que lo decía sinceramente (Rita estaba MUY orgullosa porque Elis había elegido su canción para grabar.) Claudia Puyó contó una vez, por televisión, que en 1982 estaba en San Pablo cuando murió Elis (Elis murió porque se excedía en el uso de cocaína) y vio que toda la gente andaba llorando por las calles de San Pablo (Ja, no me cuesta nada imaginar a los brasileros, con lo sensibles que son, llorando a moco tendido por la muerte de Elis.) Elis canta tan lindo que si me dieran a elegir entre cogerme a Elis o a Marilyn Monroe, eligiría a Elis, aunque Marilyn sea más linda y más sexy. Elis tenía la piel un poco rugosa, pero la estoy viendo cantar mientras fuma y… ¡canta tan lindo! Ahora está sonriendo mientras termina una canción, y pita y vuelve a sonreír, y tira el humo para abajo, y luego se pone a hablar introduciendo la próxima canción. El bajista de Elis tiene una barba parecida a Castells, el piquetero, y sonríe mientras Elis habla bien de él. El baterista de Elis parece Rubén Goldín. También sonríe mientras Elis habla bien de él, mientras Elis sigue fumando el mismo cigarrillo que fumaba en la canción anterior. Cuando canta, Elis menea la cabeza para la derecha, y a veces le dan los micro-orgasmos de los que hablé hace poco.

 

El Bichito De Luz se murió porque lo mató el hijo de mi amigo (aunque yo le pedí que no lo matase.) Mi amiga va a vivir todo lo que tenga que vivir. Se va a morir cuando tenga que morir. Y aunque a muchos quizás nos duela, en la eternidad no importa. Lo que es es lo que es. Lo que debería ser que nos chupe un huevo. Los que no se bancan lo que es porque creen que debería ocurrir lo que debería ser sigan deseando (al pedo) lo que debería ser. Nosotros, los que sabemos que lo que es es la única realidad, bancaremos lo que es y confiaremos que eternidad hará justicia.

 

No tiene nada que ver, pero hay un tema de Chico Buarque que Pedro Aznar adaptó al castellano en su excelente disco “Aznar Canta A Brasil”, que trata de una mujer madre de un “pibe-chorro” y que me emociona mucho cada vez que lo escucho:

 

Cuando, maestro, nació mi retoño
No era buen momento para retoñar.
Ya fue naciendo con cara de hambre
¡Y yo no tenía ni nombre para dar!

¿Cómo fui tirando?, no le sé explicar
Un poco guiando y dejándolo guiar.
Siendo cachorro mi hijo,
un día me dijo que él iba a llegar.

Ese ahí, ese ahí
Ese es mi gurí
Ese ahí
Ese ahí, es mi gurí
Y él llega…

Llega sudado, con paso agitado
Y trae siempre un regalo para impresionar
Tanta cadena de oro, maestro,
¡No queda más cuello que adornar!
Un día trajo un bolso, ya con todo adentro:
Llaves, amuleto, rosario, auricular,
Pañuelo y una pila de documentos
Con que por fin me pueda yo identificar

Ese ahí, ese es mi gurí
Ese ahí, es mi gurí
Y él llega…

Llega hasta el barrio con su cargamento:
Pulsera, cemento, reloj, llanta, grabador
Rezo que pueda llegar sano y salvo,
¡Hay una ola de asaltos de terror!
Llega y me consuela, yo le doy consuelo,
Lo apoyo en mi pecho y me empieza a acunar
Cuando me despierto, miro a mi lado
¡Y el muy desgraciado ya fue a trabajar!

Ese ahí, ese es mi gurí
Ese ahí, es mi gurí
Y él llega…

Llega estampado en el diario,
Retrato con venda en los ojos, título, iniciales
Yo no entiendo a esta gente, maestro,
¿Tanto lío por esto hay que armar?
Mi gurí caído, parece estar riendo
Yo lo veo tan lindo, con la panza al sol
Desde el principio, no dije, maestro
Él dijo que un día él iba a llegar

Ese ahí, ese es mi gurí
Ese ahí, es mi gurí

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: