Gardel, El Fútbol Y Los Micro-Orgasmos

 
 
En la década del 70 todos los días pasaba por una tapicería que quedaba cerca de mi casa, y veía que tenían un cuadro de Carlos Gardel. Hoy volví a pasar y el cuadro todavía estaba. Es una foto típica de Gardel bien peinado y sacando pecho. Me acordé de una canción sobre Gardel que le encantaba a un amigo mío. Es una murga uruguaya que interpreta Adriana Varela, y escribió Jaime Roos con R. Castro y se llama "Don Carlos". Pensé que la próxima vez que me emborrache lo iba a hacer en honor a Gardel. Todo el mundo debería emborracharse en honor a Gardel (aunque sea una vez). Es un capo Gardel.
 
También pasé por un negocio donde el que atiende SIEMPRE está hablando de fútbol. Estaba en la vereda hablando de fútbol con otra persona. Se estaba quejando de Grondona y diciendo ese tipo de cosas que hablan los que piensan que lo único importante es el fútbol.
 
A veces, cuando manejo o camino con el Mp3 Player, tengo micro-orgasmos. Es como un orgasmo mucho más leve pero de mucha mayor duración, que es producido por la felicidad que la música produce y me hace tener una sonrisa idiota en la cara que asombra a los que se cruzan conmigo. Me di cuenta hoy, manejando, mientras estaba más concentrado en la armónica de Bob Dylan (y lo que ese sonido provocaba en mi piel) que en los autos que había a mí alrededor. La música es muy linda.
 
 
Don Carlos (J.Roos/R.Castro)

Milagro taura del tiempo que no te aplicó sentencia
Sos inventor de la ciencia de mantenerse primero
Por tu don arrabalero de jugar sin pelota
Sos trompa de una patota que le afanó el alma al barrio
Estás en el calendario y en cada vuelta de copas.

Goleador de los descuentos, lágrimas de las pesadas
Silbido por la bajada que un curda regala al viento
Yo te he dado el manyamiento cuando al cielo relojeo
Viviendo en un bulín reo con el chaperío de aire
Sito allá por Buenos Aires esquina Montevideo.

Don Carlos y niente piú, qué zorzal ni qué ocho cuartos
Ligador en el reparto de la eterna juventud
Como el flaco allá en la cruz perdonaste a la gilada
Con tu sonrisa pintada en un bondi trasnochado
Si hasta te baten el mago por tu gola engalerada.

Troesma de los botijas que junan cómo es la historia
Tu mirada es divisoria entre trucho y postalina
Sos la cara pensativa de una nami sin un viaje
El símbolo de coraje de una pechera a lo macho
Sos el ala de ese gacho que nunca se tomó el raje.

Qué más te voy a batir que no hayas escuchado
Si viene mal barajado este fato de vivir
Paciencia y hacerse hervir, habrá que curtirla fiero
Este oriental milonguero se lo repite a quien quiera:
Siempre queda gente afuera cuando canta mi jilguero.

Don Carlos les dio mancada, manga de giles de goma
Que la papa se la coman y que aguante la tacada
De Pompeya a La Blanqueada sigue copando tu amor
A los ratis del dolor empaquetaste debute
Don Carlos Gardel salute, por invicto y por mejor.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: