Se Encontró La Cura Para La Debacle Mental

 
 
Ayer, gran glamour (mucho más del imaginado) en el recital de Charly García (con Jet Lag) en el Hotel Faena. Los baños estaban tan limpios que los turistas le sacaban fotos. Para contrarrestar tanto glamour, no me había lavado la cabeza las últimas tres veces que me había bañado. El recital fue corto y con auriculares inalámbricos, con Charly tocando con piano de cola casi todo su disco nuevo. Charly estaba extrañamente lindo y cantó super bien. Una chica me pidió si podía sacarle auriculares con mi documento (era una indocumentada) y la muy colgada ¡los perdió! (mirá que hay que ser colgado para perder auriculares.) Justo antes de devolverlo se me cayó el mío y se me rompió, pero lo arreglé y luego pude zafar y retirar mi documento. Como algunos se habían enfadado con lo corto del show, prepoteando a los empleados del Faena, me quedé escuchando para divertirme. Cuando todos se iban, le dije: “Le vamo’ a romper todo el hotel!” pero con un tono tan chistoso que la chica me dijo: “Uy, sí, qué miedo”.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: