El Mundo Cabe En Una Canción

 

Una vez Petinatto hizo el siguiente chiste: “Dicen que los Beatles se van muriendo por nivel de onda. Ya se murió John, luego George… así que cuidate Ringo que sos el próximo”. Los reídores de ese programa se rieron porque les pagan, y yo pensé: “¡Pobre tipo! ¿Se dará cuenta que Paul McCartney tiene 1.000.000 de veces más onda que él? Petinatto: cortando manzanas con Sofovich (a quien admira), engañando a Charly García para sacarle una foto con los pantalones bajos cuando era el director de una revista hiper-grasienta que se llamaba Libre y mostraba minas en tetas y reportajes con preguntas estúpidas y frívolas (perdió un juicio contra Charly por engañarlo de esa forma), pegándole a la mujer y realizando las canciones más cuestionables de Sumo (Luca Prodan lo bardeaba en cada reportaje que le hacían.) (Petinatto insistía en que el grupo tenía que tener “hits”.) Paul hizo el Sargento Pepper.

 

Me causa la misma gracia escuchar a la gente criticar a Fito Páez. Todos los que escucho que lo bardean es porque antes le gustaba su música y ahora ya no. Parece que no se bancan que Fito sea feliz, o incluya en sus discos miles de referencias culturales (música, cine, literatura) que ellos no están capacitados para entender. Entonces, como no entienden, “es una mierda”. O se enojan porque Fito está contento. Parece que prefieren que venga un tipo y mate a las tías de Fito (así sale a cantar/gritar que esta ciudad es puta) en lugar de preferir que Fito esté contento porque tiene un hijo que gatea.

Igual, Fito nunca dejó de hacer buenas canciones, y buenas historias bien contadas con buenas melodías y buenas referencias culturales. Demasiado para un país donde un tipo de letras re-grasas llena 30 Luna Park (el otro día escuché el tema del taxi en el supermercado y casi me descompongo del asco que me dio.) (Entiendo lo que dice pero no puedo creer que lo diga de una forma tan grasa.)

 

Un amigo dice que no puede confiar mucho en mi criterio sobre el último disco de Fito porque yo soy muy fanático de Fito. Yo no creo eso, sino todo lo contrario. Creo que después de tantos años adquirí la “falta de vergüenza” para aceptar que algo me gusta aunque no sea perfecto. Porque ya me pasó cuando tenía 18 años que me daba un poco de vergüenza que mi ídolo, Charly García, cantase No Voy En Tren, Voy En Avión. ¿Cómo le explicaba al que no lo conocía que ese Charly era el mismo que había compuesto Canción De Alicia o Los Dinosaurios? Pero el tiempo me enseñó a notar que los verdaderamente talentosos al final siempre tienen razón. Y el tiempo le va a dar la razón a Fito. Y los que critican estos “supuestos” discos blandos (que no son blandos para nada) un día se van a tener que meter las palabras en el orto. Y los que tienen dudas acerca de lo blando que es Rey Sol, podrían escuchar con atención El Diablo En Tu Corazón, Dale Loca, Acerca Del Niño Proletario, Molto Lugar, y cuando las entiendan vengan a hablarme de lo que es blando o no.

 

Fito: tu próxima canción debería decir algo así: “En esta puta ciudad hay miles de envidiosos que no se bancan que yo sea feliz”.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: