Cuatro Consideraciones Futboleras

 

(Se pueden realizar estas consideraciones sin nunca haber tocado una pelota, ya que las mismas dependen de una observación lógica sobre un deporte.)

 

1.- Yo puedo entender que un árbitro no vea un penal (y por lo tanto no lo cobre.) Puedo entender que un árbitro no vea mil penales (es un mal árbitro que está mirando para otro lado). Lo que no puedo justificar bajo ninguna manera es que un árbitro vea un penal que no existió (ese es un tramposo.) Por lo tanto, me gustaría que la FIFA suspenda de por vida a cualquier árbitro que cobre un penal que no existió, aunque sea en un partido pedorro. El penal es penal a partir de que el árbitro lo advierte, pero nunca puede advertir algo no existió (el árbitro no puede cobrar por presentimiento, puede cobrar solo si lo ve). Esa prohibición debería incluir el arbitraje en cualquier tipo de partidos, incluso en los partidos de solteros versus casados.

 

2.- El nivel cultural medio de los argentinos es bastante bajo, y el de los jugadores de fútbol es más bajo aún (salvo honrosas excepciones como Valdano, Sorín y otros.) Los periodistas deportivos, deben llenar un montón de espacios cuando no hay noticias. Una pregunta que siempre le realizan a los jugadores es: “¿Van a ganar el partido?”. La pregunta ya es estúpida en sí misma (son jugadores y no adivinos.) El poco nivel cultural de los jugadores, en general no les da para responder la única respuesta posible a esa estúpida pregunta: “No sé si vamos a ganar, pero te aseguro que vamos a dejar todo en la cancha para intentar hacerlo. Ah, de paso te comento que tu pregunta es muy estúpida porque yo no soy adivino.”

 

3.- A la “Selección de la Asociación del Fútbol Argentino” se le suele llamar “Selección Argentina”, “Selección Nacional” o simplemente “Argentina”. Esto es erróneo. La selección no depende de un país sino de una asociación que, lamentablemente, está dirigida por personas que se manejan con estilos mafiosos desde hace varias décadas. Para que sea realmente la “Selección Argentina”, el técnico debería ser elegido por el Presidente de la Nación (así como elige a sus Ministros), o la A.F.A. debería proponer sus candidatos y someterlos a una votación popular. Eso impediría posibles presiones sobre el técnico en cuanto a la elección de los jugadores. Otro día voy a hablar de por qué preferiría que alguien como Gamez sea el presidente de la A.F.A.

 

4.- Una vez elegido el técnico, es totalmente ilógico criticar su elección de jugadores. Uno puede gustar o no gustar del estilo del técnico, pero la selección de los jugadores es una atribución suya que no debe ser discutida bajo ningún punto de vista, ya que él elige a los jugadores según la forma en que piensa jugar. Bilardo fue muy criticado por su selección de 1986 (llevaba incluso jugadores que no estaban en actividad como Brown.) Le salió muy bien (Brown hizo un gol en la final y jugó excelente), le podría haber salido mal, pero eso no es lo importante: el técnico debe elegir según su propia visión. El otro día leí que un chico escribió que no le gustaba Lucho Gonzalez, pero que sin embargo confiaba en Pekerman y que, si lo había llevado, por algo era. Ese es un pensamiento coherente (no me refiero a confiar en Pekerman, sino a no discutir la elección de los jugadores.)

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: