Me Cortaré Los Huevos

 

La presente entrada está dedicada exclusivamente a hombres que tienen testículos. Así que si usted es mujer u hombre capado, mejor váyase a mirar una novela mexicana donde en el capítulo 134 la protagonista se casa con el galán malvado, para volver en el capítulo 269 con el galán bueno que realmente la quería.

 

Si bien los filósofos y religiosos orientales nos aclaran una y otra vez que todos nuestros problemas provienen de nuestro ego, y que anulándolo podremos ver “lo que es real” y por tanto ser felices para siempre, y si bien yo comparto esta teoría (aunque me consta lo difícil (pero no imposible) que es ponerla en práctica), escuchar una canción del último disco de Bersuit Vergarabat me hizo pensar en otra teoría que quizás sea más simple –y casi tan efectiva- que la dificultosa eliminación del ego.

 

Los integrantes de Bersuit siempre hicieron buenas letras, pero en esta llegaron a la lucidez necesaria para darse cuenta que la mayoría de los problemas masculinos tienen que ver la testosterona, que es una sustancia que se encuentra en los testículos y nos hace hacer muchas boludeces. Todos somos conscientes de la cantidad de pelotudeces que hemos hecho por culpa de pensar con la cabeza de abajo en lugar de con la cabeza de arriba. Por eso, con maestría, Bersuit propone, como método para alcanzar la paz, cortarse los huevos. El tema, aunque está hecho en “joda”, está cantado con la suficiente desesperación de alguien que ha localizado cuál es el problema y es consciente de él. No digo que cortarse los huevos sea una buena solución, pero es para pensarla si uno es tan boludo como, por ejemplo, Silvio Soldán. Imaginensé los problemas que Silvio se hubiese ahorrado si se hubiese capado de chiquito.

 

Creo que a Alejandro Dolina no le gusta que le atribuyan la frase “Todo lo que hace un hombre es para levantarse una mina”, pero lo cierto es que él la hizo famosa (la haya creado o no.) Ahora, Bersuit propone un método para evitar todos los problemas –y por lo tanto alcanzar la paz- a raíz de esa condición que tenemos todos los hombres.

 

Yo no me pienso capar, pero entiendo perfectamente de qué trata este tema, que se llama “… Y Llegará La Paz.” (Pappo tiene otro que se llama “Llegará La Paz del que otro día voy a escribir.)

 

… Y LLEGARÁ LA PAZ

Me cortaré los huevos
Y llegará la paz
Me cortaré los huevos
Y llegará la paz.


Yo sé que están preocupados
Por mi existencia voraz
Me prefieren introvertido
O algo menos destructivo
Como una fina silueta
Haciendo muecas en el fondo del mar
Entretenidas morisquetas
Inofensivo y gestual.


Me cortaré los huevos
Y llegará la paz
Me cortaré los huevos
Y llegará la paz.


No haré malvados negocios, no
Para arrancarle todo a los demás
Ni intentaré ser tan brillante
Con mis canciones agradar
Y ya no haré más la guerra
Con palabras que son balas de pene
Que disparan leche amarga que mata
Cuando no hay sexo hay muerte.


Y es también para vos mi amor
Estarás al menos tranquila y en paz
Tendrás tu merecido descanso
De mi energía fatal
Habrá un silencio verdadero
No mas proezas por librar
Finalmente serás libre de mí
Sí, de mí.


Me cortaré los huevos
Y llegará la paz
Me cortaré los huevos
Y llegará la paz
Me cortaré los huevos
Y llegará la paz
Me cortaré los huevos
Y reinará la paz, la paz
Basta, basta, basta
Basta te dije.

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: