Historias “Sin” Finales

 

Hace unos (muchos) días vi a dos chicos chicos jugando, de distinto sexo. Tuve el presentimiento que eran hermanos. Estaban corriendo en ronda, algo así, y estaban re-acelerados y se reían a carcajadas. El más chiquito se cayó y se golpeó fuerte la cabeza. Le dolió. Iba a llorar y dudó: debía optar entre llorar (lo que le pedía su cuerpo) y seguir jugando (lo que lo estaba divirtiendo). Una arenga de su hermana lo decidió para seguir jugando, y lo hizo aunque le dolía. Necesitaba seguir sintiendo el placer de ese juego, el que lo hacía reír.

Unos días después “intenté” contar esto ante unos amigos. Todos me escucharon y tuve el presentimiento que antes tenía más seguido, que los chicos ya me habían remarcado (con otras palabras): “Contás algo y uno espera un final y la historia termina antes de que tenga algo que justifique que la cuentes”. Lo que a mí me sorprende no sorprende a los demás.

 

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Historias “Sin” Finales”

  1. Gre Says:

    llegue hasta aca de casualidad… y encontre este space con muchos blogs copados..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: