Más Maradona

 

Uno de los aspectos que más me gustan de mi vida es haber sido contemporáneo de Diego Armando Maradona. Haber visto en directo todos los partidos que Él jugó en los Mundiales, es algo que no tiene precio. Haber ido a al cancha en casi todos los partidos que jugó en su segunda etapa en Boca, es algo que seguramente deberé contarle a mis nietos. Claro que podría haberme avivado un poco antes y haber ido a la cancha en los 179 partidos que jugó en Argentinos Juniors, o haberme mudado a Nápoles en 1984 (eso hubiese sido glorioso), pero bueno… no era tan vivo como para darme cuenta de eso.

En realidad yo soy maradonístico desde el 08/06/1990. El Mundial 86 me había asombrado mucho, pero recién me di cuenta del Amor que sentía por Diego ese día, antes del partido con Camerún, cuando Diego salió a la cancha con muchas ganas de repetir sus hazañas y se puso a hacer jueguito con la pelota (la que no se mancha). En un momento estaba haciendo jueguito con el hombro, mientras sonreía, y ahí me vino por primera vez la RÁFAGA DE AMOR MARADONÍSTICO. Las anécdotas de ese Mundial, sus doping positivos, sus incontables regresos, sus problemas con la ley, no hicieron más que acrecentar todo el tiempo ese Amor. Todavía me pasa que muchas veces que miro una foto, o un video, o sale por la tele, me vuelve la RÁFAGA de Amor.

Joaquín Sabina, uno de mis filósofos favoritos, un día dijo algo así: “Maradona como futbolista no me importa tanto, pero como hombre merece todo mi respeto”. Yo pienso algo parecido.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: