Como Ahuyentar A Un Viejo Puto

 

Ayer estaba comiendo un matambrito tiernizado en un bar-comedor, y cuando terminé me dieron ganas de fumar el cigarrillo más rico (el que se fuma con la panza llena), pero advertí que me había olvidado el encendedor, entonces le pedí fuego a un viejo muy elegante que estaba fumando en la mesa de al lado. El viejo se apresuró a darme simpática conversación. Dijo que eso le hacía acordar a una propaganda, y que yo seguro que le pedía fuego porque lo veía viejo. Le dije que le pedí porque lo vi fumando, y como seguía dándome conversación me imaginé que era un viejo puto con ganas de que se lo culeen, entonces, para demostrarle que a mí me gustan las conchas, agarré un escarbadiente, me saqué un pedacito de matambre que me había quedado entre los dientes, lo saludé y me fui.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: