Dos Anécdotas Intrascendentes

 
Anoche tenía puesto un buzo con el logo de Say No More y una campera de jean arriba. Muy tarde, entré a un bar, y en la puerta me agarró un patovica y me dijo que me prendiese la campera porque en ese bar no se podía entrar con remeras de grupos. Me causó mucha gracia. Me imaginé a dos pibes peleándose porque uno tenía la remera de Attaque y otro la de Catupecu. Luego, adentro, me crucé con un pibe con remera de Motorhead.
 
Hoy me levanté con ganas de comer un Vacío-Pan. El parrillero me dijo: "Guacho" tres veces, onda: "¿Qué vamos a comer, guacho?", "Acá tenés, guacho". Me llamaba la atención que me dijese así, pero luego, al irme, me di cuenta que la palabra que usaba era "gaucho". Ese parrillero, mientras hacía el asado, bailaba cumbia. Si  bien envidio a la gente que puede bailar mientras trabaja, a este no lo envidié para nada.
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: