On The Road

 

Estos son dos fragmentos de uno de mis libros favoritos. Se llama On the road (En el camino) y lo escribió Jack Kerouac, un norteamericano que murió en 1969. Kerouac se destacaba por escribir rápidamente, como le venían las cosas a la cabeza. Este libro cuenta sus viajes alocados por toda Norteamérica, viajando por viajar, en autos. Estas aventuras ocurrieron de verdad, en 1945, y el libro se editó 6 años después cuando Kerouac se había convertido a la filosofía zen y escribía sobre eso. Pero el libro se lo roba el personaje que lo acompaña en estos viajes, Dean Moriarty, el tipo con más ganas de vivir que conocí en mi vida. Este primer párrafo es muy famoso ya que le ha cambiado la vida a mucha gente.

 

     Y cuando Dean conoció a Carlo Marx pasó algo tremendo. Eran dos mentes agudas y se adaptaron el uno al otro, como el guante a la mano. Dos ojos penetrantes se miraron en dos ojos penetrantes: el tipo santo de mente resplandeciente, y el tipo melancólico y poético de mente sombría que es Carlo Marx. Desde ese momento vi muy poco a Dean, y me molestó un poco, además. Sus energías se habían encontrado; comparado con ellos yo era un retrasado mental, no conseguía seguirles. Todo el loco torbellino de lo que iba a pasar comenzó entonces; aquel torbellino que mezclaría a todos mis amigos y a todo lo que quedaba de mi familia en una gran nube de polvo sobre la Noche Americana. […] Corrían calle abajo juntos, entendiéndolo todo del modo en que lo hacían aquellos primeros días, y que más tarde sería más triste y perceptivo y tenue. Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas, y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas y entonces se ve estallar una luz azul y todo el mundo suelta un “¡Ahhh!”.

 

 

            Este otro párrafo, cuenta un momento que Kerouac y Dean van en un auto con unos tipos que no conocen. Demuestra un poco como hablaba Dean.

 

Hablábamos de estas cosas y sudábamos. Nos habíamos olvidado por completo de la gente de delante, que empezaban a preguntarse qué estaba pasando en el asiento de atrás. En un determinado momento, el conductor dijo:

– ¡Por el amor de Dios! Están haciendo que el coche se balancee. -Y de hecho estábamos haciéndolo al compás de nuestro ritmo y de LO que habíamos captado y de nuestra alegría al hablar y vivir y de las innumerables particularidades angélicas que acechaban nuestras almas y nuestras vidas.

– ¡Oh, tío!, ¡tío! – gimió Dean -. Y esto ni siquiera es el principio… y ahora estamos aquí yendo por fin juntos al Este, nunca lo habíamos hecho juntos, Sal, piensa en ello, vamos a recorrer Denver juntos y a ver qué está haciendo la gente, aunque este asunto nos importe poco, lo que importa es LO que sabemos y sabemos cómo es el TIEMPO y sabemos que toda va realmente BIEN. – Después, agarrándome por la manga, sudando, se puso a susurrarme -: Ahora fijate un poco en ésos de ahí adelante. Están inquietos, van contando los kilómetros que faltan, piensan en dónde van a dormir esta noche, cuánto dinero van a gastar en gasolina, el tiempo que hará, cuándo llegarán a destino… como si en cualquier caso no fueran a llegar. Pero necesitan preocuparse y traicionan al tiempo con falsas urgencias o, también, mostrándose simplemente ansiosos y quejosos; sus almas de hecho no tendrán paz hasta que encuentren una preocupación bien arraigada, y cuando la hayan encontrado pondrán la cara adecuada, es decir, serán desgraciados y todo pasará a su lado y se darán cuenta y eso también les preocupará.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: