Dylan On My Mind

 

El otro día, cuando terminé de ver las dos partes del documental de Bob Dylan, me sentí decepcionado. Otra vez se perdía un montón de tiempo en el período 61-66, y ni se tocaba todo el resto de la rica historia de Dylan. Pero quedó en mi mente, y en los días siguientes me la pasé pensando en Dylan, y me di cuenta que el documental presentaba –muy sutilmente- algunas de las respuestas que uno siempre había estado esperando de Bob Dylan. Descubrí por qué miraba como miraba, por qué pronunciaba como pronunciaba, por qué lucía como lucía, por qué escribía como escribía. Además, ver ese documental me hizo volver a escuchar sus discos (hace años, escuchaba más del 50% del tiempo discos de Bob Dylan) y me re-encontré con todo eso y no me lo puedo sacar de la cabeza. “Bob Dylan también lo sabe, pero Bob es muy discreto y no dice nada… ¡será mejor así!”.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: