Un Buen Chiste

 

Recién escuché un chiste muy bueno. En realidad no sé si es tan bueno, pero si ocurrió de verdad (lo cual es muy probable) es una anécdota muy divertida.

 

Resulta que Bill y Hillary Clinton, cuando Bill era presidente, regresaron a su ciudad natal. Pararon en una estación de servicio (ellos dicen gasolinería) y Hillary se encontró con un ex novio de su adolescencia, y se saludaron con afecto. Bill, un poco celoso, se acercó a los dos y les dijo:

 – ¿Ves? Si te hubieras casado con él, ahora serías la esposa de un empleado de gasolinería.

 – No, no – respondió Hillary -. Si yo me hubiese casado con él, él ahora sería el Presidente de los Estados Unidos.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: