Algunos Recuerdos

 

En 1976 yo tenía 4 años y me traía del Jardín de Infantes una maestra amiga de mi mamá, que me dejaba en la esquina y se quedaba mirando que yo caminase esos 20 metros y me metiese en lo de mi abuela. Un día que no miró, decidí esquivar la puerta de mi abuela e irme a caminar solo. Me fui a las palmeras de Humberto, y cuando me cansé de arrojarme por las montañitas, me tiré a mirar el cielo. Ese es el primer recuerdo que tengo de mi eterna búsqueda de la Libertad (ya no me bancaba estar siempre con un mayor que me estuviese cuidando.) Me encontró mi papá. La amiga de mamá lloraba.

 

Ese mismo año, con el Muyi, en la salita Rosa del Jardín de Infantes, le bajamos la bombacha a una chica que se llama Perlita. Queríamos verle la cola. La maestra nos puso en penitencia, y justo llegó la Directora y preguntó que habíamos hecho. Yo deseé que la maestra no le contase, y no le contó, solo dijo que nos habíamos portado mal. Ya era un pervertido a los 4.

 

En Junio de 1986, el mismo mes que Diego le metió los goles a los ingleses, nos rateamos de la escuela con 4 amigos. Teníamos hora libre y luego un acto, y pretendían que nos quedásemos, así que decidimos escapar por un gimnasio que estaban construyendo atrás. La fuga fue tan desorganizada que cada uno salió corriendo para un lado distinto, y encima nos vio una preceptora y nos pusieron 5 amonestaciones. Días después el Director nos dio un discurso acerca de la falta de respeto que habíamos cometido contra la Bandera. Más de 15 años después, sigo pensando que estaba errado.

 

En el 2002 conseguí, luego de mucho insistir, que una amiga mía me prestase un reloj de los Beatles que tenía que estaba buenísimo. Nunca me lo quería prestar hasta que un día no tuvo más opción, pero me lo prestó casi con lágrimas en los ojos y exigiéndome miles de cuidados. Esa misma noche me lo saqué para dormir. Al otro día, cuando me levanté para ir a trabajar, me lo puse y se me cayó y se me rompió. Nunca me sentí tan en una sitcom.

 

Un día, en un recital de Blues Motel, estaban tocando un tema y de repente pensé que el próximo tema que harían eran un cover de “2000 Man” de los Rolling Stones. Por esa época Blues Motel solía tocar algunos covers de los Stones, pero ese tema nunca lo habían tocado. Cuando terminó el tema que estaban tocando, comenzaron con “2000 Man”. Fue una de las experiencias más extrañas de mi vida.

 

En 1981 iba a cuarto grado y la maestra nos sentaba con chicas y nos cambiaba cada 15 días. En el tercer cambio, me tocó con la chica que me gustaba. Tuve tanta suerte que esa maestra pidió licencia y vino otra que ya no nos cambió más. Así que me quedé todo el año sentado con la chica que me gustaba, y encima nos pasábamos boludeando porque estábamos en el último banco y entendíamos todo de una. Fue el único año de mi vida que iba contento a la escuela.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: