Astronautas Argentinos

 

Hoy vi una película argentina del año 2005 llamada “Adiós Querida Luna” dirigida por Fernando Spinner. La introducción de la película dice así:

 

Año 2068. El planeta es constantemente azotado por tifones, maremotos, sequías, inundaciones. En este contento apocalíptico, el científico argentino Estanislao Flinchmann propone su teoría: “conociendo que el eje de rotación de la Tierra se encuentra inclinado debido a la fuerza gravitatoria que ejerce la Luna, si el hombre fuera capaz de destruirla, la Tierra se enderezaría estabilizándose así el clima mundial”. La Comunidad Científica Internacional rechaza de plano esta teoría, pero el gobierno argentino, convencido de ponerse así a la vanguardia de la humanidad, envía sin consultar a las grandes potencias una misión secreta a bombardear el satélite terrestre hasta hacerlo desaparecer. Esta misión se llama “Adiós, Querida Luna”.

 

Entonces, Alejandro Urdapilleta, el Puma Goity y Alejandra Flechner, son los astronautras argentinos que tienen que destruir la Luna. Luego aparece en la nave un extraterrestre interpretado por Fontova.

 

En la nave, tiene un jueguito electrónico donde un holograma de Maradona patea penales.

 

Al final, el gobierno argentino decide destruirlos, ya que las “grandes potencias” sospechaban de la misión y ellos eran la única prueba. Les tiran un misilazo y dejan a Goity y Urdapilleta convertidos en voces flotando en el espacio. Entonces se dan cuenta que para acercarse a la Tierra deben putearse (eso los hace moverse) y la película termina con el siguiente diálogo:

 

G: Pajero.

U: Funciona, Comandante. Eso me empujó, me alejó.

G: Entonces no me deje solo. Dígame uno a mí.

U: Sorete hijo de puta.

G: Increíble, es como si me soplara. Ulloa, ¡pelotudo!

U: Vigilante de mierda.

G: Buchonazo, cagón, ortiva.

U: Andá a lavarte el orto, culo sucio.

G: Sobame el nabo.

U: Degenerado.

G: Esa no me movió Ulloa, póngase las pilas.

U: Gordo culo roto y la putísima madre que te parió, hijo de puta.

G: Andá, chancho cogido en los baños de Constitución. Andá a la concha de tu tía.

U: Tragasables, comechingón, homosexual pasivo.

G: Andá a la recontra puta madre que te parió.

U: ¿Pero por qué no te metés la pizza y la Pepsi en el orto, puto reblandecido?

G: La recalcada concha de tu abuela hijo de puta.

U: Pero hacete garchar por un burro muerto papagayo.

G: Sos de la B, hijo de puta, te vas a morir en la B, la concha…

U: Vení a chuparme los quinotos transpirados, gordo boludo.

G: Pero me cago y me meo en vos, hijo de puta.

(Sigue pero se pierde en off.)

 

Ver a aestronautas argentinos es algo muy raro. Me recordó a la canción “El Anillo del Capitán Beto”, que Spinetta grabó con Invisible en “El Jardín de Los Presentes” de 1976. Acá Spinetta cuenta de un astronauta argentino perdido en el espacio que viaja con una estampita de Gardel y extraña a su vieja y al mate. Spinetta siempre dijo que el “Capitán Beto” no tenía ninguna referencia al Beto Alonso, por entonces capitán de River Plate, pero es muy difícil creerle porque Spinetta es de River y en ese entonces Alonso era muy famoso.

 

El anillo del Capitán Beto

Invisible

 

Ahí va el Capitán Beto por el espacio,
Con su nave de fibra hecha en Haedo.
Ayer colectivero,
Hoy amo entre los amos del aire.

Ya lleva quince años en su periplo;
Su equipo es tan precario como su destino.
Sin embargo un anillo extraño
Ahuyenta sus peligros en el cosmos.

Ahí va el Capitán Beto por el espacio,
La foto de Carlitos sobre el comando
Y un banderín de River Plate
Y la triste estampita de un santo.

¿Dónde está el lugar al que todos llaman cielo?
Si nadie viene hasta aquí
A cebarme unos amargos como en mi viejo umbral
¿Por qué habré venido hasta aquí, si no puedo más de soledad?
Ya no puedo más de soledad.

Su anillo lo inmuniza contra el peligro,
Pero no lo protege de la tristeza.
Surcando la galaxia del Hombre,
Ahí va el Capitán Beto, el errante.

¿Dónde habrá una ciudad en la que alguien silbe un tango?
¿Dónde están, dónde están
Los camiones de basura, mi vieja y el café?
Si esto sigue así como así, ni una triste sombra quedará,
Ni una triste sombra quedará.

Ahí va el Capitán Beto por el espacio,
Regando los malvones de su cabina.
Sin brújula y sin radio,
Jamás podrá volver a la Tierra.

Tardaron muchos años hasta encontrarlo.
El anillo de Beto llevaba inscripto un signo del alma.

 

 

No me extrañaría enterarme que esta película se le ocurrió a alguien escuchando ese tema de Invisible, ni tampoco me extrañaría enterarme que a Spinetta se le ocurrió esa canción escuchando un tema de David Bowie.

 

En su segundo disco (1970) David Bowie incluyó la canción Space Oddity, que también hablaba de un astronauta perdido en el espacio.

 

 

Odisea Espacial
(David Bowie)

Torre de Control al Comandante Tom
Torre de Control al Comandante Tom
Tómese sus píldoras de proteínas y póngase el casco.

 

(Diez) Torre de Control (nueve) al Comandante Tom (ocho) (siete) (seis)

Comenzando (cinco) la cuenta regresiva, encienda el motor (cuatro) (tres) (dos)

Chequeé la ignición (uno) y que el Amor de Dios (despegue) lo acompañe.

 

Esta es la Torre de Control para el Comandante Tom

Usted realmente lo logró

Y los diarios quieren saber cuál camisa usa

Ahora es hora de dejar la cápsula, si se atreve.


”Este es el Comandante Tom a la Torre de Control

Estoy saltando a través de la puerta

Y estoy flotando de la manera más peculiar

Y las estrellas lucen muy diferentes hoy
Para aquí

Y estoy sentado en una lata de metal

Lejos de todo el mundo

El Planeta Tierra es azul

Y no hay nada que pueda hacer.

 

Aunque han pasado cientos de miles de millas

Me estoy sintiendo muy todavía

Y creo que mi nave sabe el camino a seguir

Diganlé a mi esposa que la quiero mucho, ella sabe”.

 

Torre de Control al Comandante Tom

Se cortaron los circuitos, algo anda mal.

¿Puede oírme Comandante Tom?

¿Puede oírme Comandante Tom?

¿Puede oírme Comandante Tom?

¿Puede?

 

“Aquí estoy flotando a través de una lata de metal

Lejos de la luna

El Planeta Tierra es azul

Y no hay nada que pueda hacer”.

Etiquetas:

2 comentarios to “Astronautas Argentinos”

  1. ignacio Says:

    Muy groso.muy voladoque moderno!snm!Nacho

  2. Charlie Says:

    Adoro invisible, esa canción habla de un colectivero no? también pescado, me encanta bueno chauuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: