Las Malas Compañías

 

Hoy voy a hablar un poco sobre mis amigos y amigas. Algunos los veo muy seguido, y a otros no los vi nunca (o un par de veces), hay otros que quizás sea demasiado apresurado ponerle el mote de “amigos”, aunque yo lo siento así, aparte este es mi Space y escribo lo que se me canta las pelotas. Quizás me olvide de alguno y me acuerde demasiado de alguien que no se lo merece tanto, pero no importa. Tampoco voy a respetar ningún orden jerárquico. ¡Y no me rompan las pelotas si me olvidé de alguien!

 

Tengo un amigo que tiene un auto con un tanque de gas muy chiquito. Cada vez que lo vemos tiene que ir a cargar gas.

 

Tengo una amiga que tiene un apellido español re-común, y también tiene uno (por parte de su madre) armenio, con muchas consonantes e imposible de recordar. Extrañamente usa el armenio.

 

Tengo un amigo que era muy parrandero, pero desde que se casó está re-arisco. Cuando viene a nuestras reuniones, está con cara de orto y parece querer irse. Todos estamos muy extrañados por eso.

 

Tengo una amiga a la que vi una sola vez cuando todavía no era mi amiga.

 

Tengo un amigo que tiene los gustos re-parecidos a los míos, pero nunca jamás lo saludé aunque lo crucé varias veces.

 

Tengo una amiga que es actriz de teatro, y también trabajó en una película de cine que yo vi, en una papel bastante protagónico.

 

Tengo un amigo que me acompañó a 51 recitales y a incontables partidos de Boca, de los cuales Boca no perdió en casi ninguno.

 

Tengo una amiga que es una de mis fans más grande. Cuando venía a visitarme seguido, al mismo tiempo estaba teniendo sus primeras experiencias lésbicas. Es re-colgada.

 

Tengo un amigo cuya esposa, que también es mi amiga, siempre se ríe a carcajadas de cada cosa que él dice. Me extraña que no se aburra de escucharlo hablar así. Mi amigo es re-gracioso.

 

Tengo otra amiga que siempre me dice que me admira mucho, pero nunca quiere coger conmigo.

 

Tengo un amigo que siempre fue mi mejor amigo. Con él okupamos casas por cinco minutos, le pisamos al césped a una vecina que odiábamos porque siempre cuidaba mucho su césped, le enseñé a manejar borracho y formamos un club de fans de las letras de Pappo. Su esposa, que también es mi amiga, no tiene mucha onda con la familia de mi amigo.

 

Tengo un amigo que trabaja en Fox-Sports. Es muy gracioso y cuida mucho su alimentación y su cuerpo.

 

Tengo una amiga que siempre se sorprende de que yo digo las cosas muy directas. Es re-tetona.

 

Tengo un amigo que siempre se ríe a carcajadas de todo. Es raro que se ría tanto siendo hincha de Racing. Eructa re-fuerte.

 

Tengo una amiga que tiene un Space muy copado, pero no está abierto al público (solo a sus amigos.) Es la única persona medianamente inteligente que conozco que le gusta Miranda.

 

Tengo un amigo que muchas veces amanecía con ropa que no era de él, porque se emborrachaba y se la cambiaba a la gente. Siempre salía perdiendo.

 

Tengo una amiga que es amiga de Charly García. Siempre va a visitarlo y Charly la quiere y la respeta (menos los días que “mi mirada está en otro lugar”.)

 

Tengo un amigo que es uno de mis amigos más antiguos, pero el otro día se enojó mucho conmigo por una boludez muy grande. Me dijo cosas horribles y después no me pidió disculpas. Necesita como 800 psicólogos a la vez. Su novia, que es mi amiga, es re-buena.

 

Tengo una amiga que nació en Argentina y vivió en Perú (niñez), en Suiza (primaria), en Argentina (secundaria y más) y ahora vive en Italia. Es muy glamorosa.

 

Tengo una amiga que una vez me hizo creer que era pariente de Rodríguez Saá y yo me lo creí.

 

Tengo un amigo que tiene 4 hijos varones. Su esposa, que también es mi amiga, me da unas gotitas de una flor sagrada llamada “Echinacia” que usaban los indios Sioux. Es una especie de “Flor de Bach”.

 

Tengo una amiga que hace mucho que no veo y no sé dónde está. La última vez que la llamé, no tenía más ese número y desapareció de la guía. Sospecho que se fue a vivir a Europa porque el hermano tenía un supermercado al que saquearon. Debe ser una de las personas que más sabe de mí (que, ya saben, soy muy misterioso.)

 

Tengo un amigo que es un verdulero muy partusero. Es muy divertido. Si harían una película basada en su vida sería muy divertida, o no. Cuando cenás con él conviene sentarte a su lado así te asegurás que te cagás de risa durante toda la comida.

 

Tengo una amiga que hace mucho que no veo. Nació el 10 de noviembre pero la anotaron en diciembre porque en ese momento sus padres estaban huyendo de los militares. Luego vivió en México y Francia y volvió con la democracia.

 

Tengo una amiga que es música y tiene muchas inclinaciones artísticas y hace mucho que no la veo.

 

Tengo un amigo cuyos amores y odios son re-efusivos. Por ejemplo, el sábado pasado estaba hablando pestes de un tema de Árbol (le parecía lo menos de lo menos) y no se cansaba de elogiar la propaganda de Quilmes de la playa que habla Maria Sapag (le parecía lo más de lo más.) SIEMPRE se olvida la llave o algo.

 

Tengo un amigo cuyos romances son siempre tortuosos y absorbentes y siempre terminan mal. Luego vuelve un tiempo (todo dolorido), hasta que otra chica lo vuelve a absorber.

 

Tengo una amiga que es re-cristiana practicante. Yo la quiero con toda mi alma, y la amo, pero ella solo me quiere en otra frecuencia. El viernes pasado fui con ella a la cancha de Boca a ver a Los Piojos. Su hermana, que también es mi amiga, es un arquera de handball a la que probablemente llamen para la selección.

 

Tengo un amigo que vive en Barcelona y se casó con una Sueca, y tuvo un hijo allá. Dentro de poco viene por unos días y no veo la hora de volver a verlo.

 

Tengo un amigo que tiene una impresionante colección de piratas de Charly, y está grabando todos los recitales actuales y las zapadas. Tiene un Space buenísimo.

 

Tengo una amiga que ama a los perros y a los gatos, y no puede soportar ni siquiera que uno haga chistes sobre la muerte de esos animales.

 

Tengo una amiga sueca que vive en Suecia, y me manda mails contándome su (para mí) extraña vida. En España le habían dicho que se cuide de los argentinos, pero se fue llorando pensando que los argentinos éramos lo más. Un día la acompañé a comprar libros en castellano, le quise recomendar “La Tregua” de Mario Benedetti pero no me hizo caso, y se compró uno de Stephen King en castellano.

 

Tengo un amigo que es cubano y vive en La Habana. Es mi ahijado también. Su novia se rió mucho cuando le dije “encantado de conocerte” porque en Cuba no usan la palabra “encantado” y le pareció rarísimo. Pensándolo bien, tiene razón. ¿Encantado?

 

Tengo una amiga que es fan de Los Jóvenes Pordioseros y la están por operar.

 

Tengo una amiga que es fanática de Coria, el tenista, y llora cuando Coria pierde, y se enoja si uno la gasta por eso.

 

Tengo una amiga que tiene una hermana melliza. Antes la reconocía a la perfección, pero ahora a veces dudo.

 

Tengo un amigo que se mete rayas blancas por la nariz de un polvo que raspa de una piedra blanca.

 

Tengo una amiga que era mi mejor amiga y nos queríamos muchísimo, hasta que un día comenzó a tratarme mal (probablemente ella tenga otra versión.) Su mamá escribió un libro sobre partos (que yo leí por curiosidad) donde cuenta el parto de ella de una forma muy emocionante. Nació en Francia pero su mamá es argentina (otra exiliada por los milikos) y su papá es brasilero.

 

Tengo un amigo que es un excelente pintor, pero un pésimo comerciante de su arte.

 

Tengo una amiga que es tan fan de Charly, que se enoja si te sacás el brazalete cuando termina el recital. Es re-simpática. Su papá fue alumno de mi tío en la Universidad.

 

Tengo un amigo menemista y que le gusta la música electrónica. Imita muy bien la voz del padre de otro de mis amigos, pero no muy seguido porque se hace mierda la garganta.

 

Tengo una amiga con la que salí a principios de año, y se la pasó hablando pestes de su novio y diciendo que lo iba a dejar. Meses después la volví a ver… embarazada.

 

Tengo una amiga que tiene un piercing en el pesón.

 

Tengo otro amigo que se fue a vivir a Barcelona. Siempre usó ropa muy rara.

 

Tengo un amigo que fue muy drogadicto, y estuvo varias veces en clínicas de rehabilitación. Ahora está curado totalmente y es adicto al aseo personal.

 

Tengo una amiga que le gusta AC/DC y Riff y va a bailar los miércoles a Opera Bay.

 

Tengo una amiga que es colombiana y trabaja en telenovelas de allá. Es muy linda, aunque es la única de este listado a la que conozco solo por fotos.

 

Tengo un amigo que juega MUY FUERTE en el casino y va muy seguido. Un día fue, se quedó sin plata, volvió a Luján, agarró más plata, y se volvió para el Casino.

 

Tengo una amiga que vive en La Habana y debe ser la chica más envidiada de esa ciudad debido a unas zapatillas Nike (verdes con la tirita naranja) que yo le regalé.

 

Tengo un amigo que una vez conoció a una chica, no la vio por 3 meses, luego se puso de novio y 9 meses después (exactamente cuando se cumplía un año de haberla conocido) se casó con ella. Ya se divorció.

 

Tengo una amiga que siempre me invita a sus cumpleaños y yo no voy porque no conozco a sus otros amigos. Su papá es farmacéutico y una vez me vendió sin receta un remedio que yo había prometido enviar a Cuba.

 

Tengo un amigo que es el fan nº 1 de Charly García. Es fácil reconocerlo: está siempre primero, apoyado contra la baranda, al medio, y casi llorando de emoción.

 

Tengo una amiga que le gustan los Piojos y usa flequillito Stone.

 

            En la sección “Estadísticas Ridículas”, cuento que señalé a 54 amigos, de los cuales 27 conocen mi departamento y 27 no.

 

            En la sección “Pongamoslé Poesía A Esta Entrada”, encontramos la canción de Joan Manuel Serrat, “Las Malas Compañías” (1981), porque todo esto nació porque hoy me levanté con esa canción sonando en mi cabeza. Dice así:

 

Mis amigos son unos atorrantes.
Se exhiben sin pudor, beben a morro,
Se pasan las consignas por el forro
Y se mofan de cuestiones importantes.
 
Mis amigos son unos sinvergüenzas
Que palpan a las damas el trasero,
Que hacen en los lavabos agujeros
Y les echan a patadas de las fiestas.
 
Mis amigos son unos desahogados
Que orinan en mitad de la vereda,
Contestan sin que nadie les pregunte
Y juegan a los chinos sin monedas.
 
      Mi santa madre
      Me lo decía:
      «Cuídate mucho, Juanito,
      De las malas compañías».
 
      Por eso es que a mis amigos
      Los mido con vara rasa
      Y los tengo muy escogidos,
      Son lo mejor de cada casa.
 
Mis amigos son unos malhechores,
Convictos de atrapar sueños al vuelo,
Que aplauden cuando el sol se trepa al cielo
Y me abren su corazón como las flores.
 
Mis amigos son sueños imprevistos
Que buscan sus piedras filosofales,
Rondando por sórdidos arrabales
Donde bajan los dioses sin ser vistos.
 
Mis amigos son gente cumplidora
Que acuden cuando saben que yo espero.
Si les roza la muerte disimulan.
Que pa’ ellos la amistad es lo primero.
Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Las Malas Compañías”

  1. Chipi Says:

    Tengo una amiga que una vez me hizo creer que era pariente de Rodríguez Saá y yo me lo creí.Tengo una amiga que es fanática de Coria, el tenista, y llora cuando Coria pierde, y se enoja si uno la gasta por eso.Tengo una amiga que tiene una hermana melliza. Antes la reconocía a la perfección, pero ahora a veces dudo.Mortaaaaaaaaaaaaaaaaalll!! Jejejje Besos, Nat SNMNos vemos en Gesell Rock!!!

  2. Charlie Says:

    "Y tal vez tu auto chocó la otra mañana y te daras cuenta que… Miranda es mucho mas importante de lo que creías"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: