Exorcismos

 

Yo creo y no creo en el exorcismo. Creo que alguna gente le pasa que el “Diablo” se les mete adentro, pero les pasa en su mente (como todo lo que pasa). No creo que tenga que ir un cura autorizado por la Iglesia (una institución corrupta) para exorcizarlo. Cualquiera que tenga la suficiente Fe, puede ir y chasquear los dedos y sacarle al “demonio” de adentro. Incluso la misma persona endemoniada, puede sacárselo con un chasquido de dedos, si tiene la suficiente Fe. O con las palabras: “El Demonio Me Chupa Un Huevo”, si cree que esas palabras lograrán sacarle al Demonio de adentro. Además, creo que todos lo tenemos en distintas medidas, y el “Diablo” es justamente nuestros miedos y preocupaciones que no nos permiten ser felices. Si podemos chasquear los dedos y sacarlo, podríamos vivir en el paraíso sin esperar a morirnos.

 

Algunos escritores y poetas han tomado la figura del Diablo como si fuera simpática. Esto queda muy lindo y elegante para el arte, pero es una mentira bastante tonta. Estos escritores tienden a decir que el cielo es aburrido y que uno la pasaría mejor en el infierno. Están equivocados. Esos escritores piensan que Satán anda por ahí muy contento, tratando de comprar almas a cambio de placeres, y que Satán es muy piola. Pero no es así, Satán es el sufrimiento y nunca está contento. El infierno no es un lugar copado lleno de chicas culonas bien dispuestas donde uno brinda con sus amigos. No. Es un lugar horrible que representa todo el sufrimiento y la locura y del que uno quiere salir de inmediato. El infierno es horrible y no les gustaría a todos los que se hacen los vivos haciendo chistes con eso. Si te gustan los lugares llenos de chicas culonas bien dispuestas y donde estén todos tus amigos para brindar, entonces ese es tu paraíso (y no tu infierno). Después te vas a aburrir y vas a querer ir a otros paraísos más elevados.

 

Yo no creo en la historia que Satán era un ángel al que lo expulsaron. Creo que el mal y el sufrimiento existen para luego disfrutar más del bien y la alegría. Creo que Dios es el Amor, y que te da la Libertad de elegir (si no te diera esa Libertad, no sería el Amor.) Entonces uno va por ahí tomando decisiones, y paga con sufrimiento las decisiones equivocadas, hasta que se da cuenta cuáles son las decisiones que debe tomar para estar siempre contento. Y ese es el camino al Paraíso. El pago por las “malas decisiones” se cumple SIEMPRE, nadie puede zafar de eso.

 

Ayer vi la película “The Exorcism Of Emily Rose” (El Exorcismo De Emily Rose). Es muy buena porque se trata de un caso real, donde una chica poseída muere y se le hace un juicio a un cura que la estuvo tratando de exorcizar sin éxito. El cura se niega a mentir en el juicio (a pesar de poner en riesgo su Libertad) porque quiere contar lo que pasó en realidad. El final, explicando por qué a una chica “buena” y “adoradora de Dios”, le había pasado algo tan “horrible” es muy bueno también. La película me recordó a las primeras veces que vi “El Exorcista”. Recuerdo que una vez se la hice ver a una hermana mía cuando era chiquita, diciéndole que era una película graciosa. Se rió toda la película. ¿Cómo no te vas a reír con una chica que vomita verde y da vuelta la cabeza? También recuerdo a una mujer que trabajaba limpiando mi casa hace como 20 años. Se llamaba Celeste y pertenecía a una de estas iglesias evangélicas. Ella me preguntó un día si había visto “El Exorcista” (la habían pasado la noche anterior en Canal 13) y me dijo que si yo quería ver eso en realidad tenía que ir a una Iglesia donde iba ella, que siempre había poseídos y un cura que los exorcizaba. En ese momento no me di cuenta, pero no acepté su invitación porque advertí la existencia de dos mundos: en el de ella eso realmente existía (yo creía que ella lo creía) pero en el mío eso no existía, era nada más una buena película para impresionarse cuando Linda Blair vomitaba verde.

 

" Mi Amigo Satán "
(Joaquín Sabina, 1981)

 

Las doce marcaba el reloj de la sala
Prendido de sueño la luz apagué

Cuando oí una fuerte voz que me llamaba
Y aparecióseme Lucifer
"No tiembles de miedo"
Me advirtió que es falso
”Lo que te han contado los curas de mi"

"Conozco tus trucos" le dije al Diablo
"Búscate otro Fausto y déjame dormir".


"El cielo que sueñas" contesto enfadado
"Es un club privado de gente formal,
Yo vengo a llevarte de viaje conmigo
Al país del que nadie ha vuelto jamás".
Hizo un gesto con su mano
Y en el espacio me encontré,
Volando con alas de espuma
Mirando la tierra a mis pies.
Enjambres de estrellas cruzamos veloces
Mientras en mi oído sonaba su voz:
”Hace muchos siglos" me dijo
”En el cielo hubo una sangrienta revolución,
Un grupo de ángeles nos levantamos
Contra el poder absoluto de Dios,
Como todo vencido conocí el exilio
La calumnia el odio y la humillación,
Pero te aseguro que de haber ganado
Ni muerte ni infierno
Ni cinco ni dos,
Ni tuyo ni mío
Ni odio ni trabajo,
Habrían existido,
Ni Diablo ni Dios"


”Déjame vivir contigo,
Demonio amigo" supliqué
"No me hagas volver a la vida
Perdida ya mi antigua fe"


Escuchose entonces un bárbaro trueno
Y en mi cama sudando debí despertar,
Mi amigo el diablo se esfumó gritando
"Cuenta lo que sabes a la humanidad"
Desde entonces robo, bebo, mato, arrastro
Una miserable vida criminal,
Pues sé que a la muerte me estará esperando
En el dulce infierno mi amigo Satán.

Sí, esto que les cuento es una historia cierta,
Ustedes si quieren me creen o no,
Pero no le cierre la puerta al Diablo
Si llama una noche a su habitación.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: