Joan Manuel Serrat En El Gran Rex (1º Parte)

   

             Mañana (bah, ya hoy, lo que pasa es que todavía me falta emborracharme, salir, dormir, despertarme e irme al Gran Rex) voy a ver por primera vez en mi vida a Joan Manuel Serrat. Siempre lo quise ver pero nunca podía porque antes las entradas se vendían solo en el Gran Rex, y siempre había largas colas para sacarlas un día de semana a la mañana, además de que siempre venía a presentar un disco que yo todavía no tenía bien digerido. Luego del miedo que me dio su cáncer de vejiga, me decidí que la próxima vez que viniera lo iría a ver sí o sí. Mañana, el show es acústico (Serrat con guitarra y Miralles en teclados), y hablará mucho y tocará solo clásicos. Todavía no vi el show, pero ya voy a hacer el comentario. Los temas que tocará son los siguientes:

 

01.- Menos Tu Vientre

02.- Mediterráneo

03.- Una Mujer Desnuda Y En Lo Oscuro

04.- Tu Nombre Me Sabe A Yerba

05.- Esos Locos Bajitos

06.- Señora

07.- Me Gusta Todo De Ti (Pero Tu No)

08.- Por Dignidad

09.- Cantares

10.- Penélope

11.- Canción Del Ladrón (Catalán)

12.- Disculpe El Señor

13.- Una De Piratas

14.- Muñeca Rusa

15.- Caprichoso El Azar

16.- Romance De Curro El Palmo

 

Bises

17.- No Hago Otra Cosa Que Pensar En Ti

18.- Hoy Puede Ser Un Gran Día

19.- El Arenal

 

Segunda Vuelta de Bises

20.- Fiesta

21.- Lucía

 

Tercera Vuelta de Bises

22.- El Último Organito

 

            Acá voy a hacer un repaso de todos estos temas:

 

1.- Menos Tu Vientre: este es un hermoso poema de Miguel Hernández, que Serrat musicalizó en 1972 para su disco “Miguel Hernández”. Es el tema que inicia el disco. Se le habla a una mujer (eso se supone) y se compara todo con el vientre de ella, que casualmente no es nada de lo que es todo. Dice Serrat sobre Miguel Hernández: “Quisiera que los que escuchen estas canciones recuerden que su autor fue un poeta perseguido, condenado y encarcelado. Un hombre que murió en prisión por el delito de pensar y escribir cosas como las que aquí pueden oír. Fue un pastor de cabras, fue una persona comprometida con su gente y con su tiempo. Un hombre sencillo y sensible que amaba la libertad y decía: "… soy como el árbol talado que retoño y aún tengo la vida" y se la quitaron. Que el destino mantenga fresca la memoria y nos libre de aquellos que asesinan a los poetas y a la poesía.”

 

 

2.- Mediterráneo: quizás mi canción favorita de este catalán. Es una canción del año que nací (1971), del maravilloso disco homónimo, en el cual Serrat le canta al mar, de una forma demasiado emocionante. Es un himno al mar compuesto con una calidad indiscutible. Sobre el final, Serrat pide que lo entierren cerca del mar, con unas imágenes extraordinarias:

 

Si un día para mi mal
Viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca
Con un levante otoñal
Y dejad que el temporal
Desguace sus alas blancas.
Y a mí enterradme sin duelo
Entre la playa y el cielo…
En la ladera de un monte,
Más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.
Mi cuerpo será camino,
Le daré verde a los pinos
Y amarillo a la genista…
Y cerca del mar. Porque yo
Nací en el MEDITERRÁNEO…

 

 

03.- Una Mujer Desnuda Y En Lo Oscuro: de otro maravilloso disco de 1985, titulado “El Sur También Existe”, donde Serrat musicalizó poemas de otro de mis poetas favoritos, Mario Benedetti. El título lo dice todo, pero la forma de decirlo no tiene desperdicio:

 

Una mujer desnuda y en lo oscuro
Tiene una claridad que nos alumbra
De modo que si ocurre un desconsuelo
Un apagón o una noche sin luna
Es conveniente y hasta imprescindible
Tener a mano una mujer desnuda.
 
Una mujer desnuda y en lo oscuro
Genera un resplandor que da confianza
Entonces dominguea el almanaque
Vibran en su rincón las telarañas
Y los ojos felices y felinos
Miran y de mirar nunca se cansan.
 
Una mujer desnuda y en lo oscuro
Es una vocación para las manos
Para los labios es casi un destino
Y para el corazón un despilfarro
Una mujer desnuda es un enigma
Y siempre es una fiesta descifrarlo.
 
Una mujer desnuda y en lo oscuro
Genera una luz propia y nos enciende
El cielo raso se convierte en cielo
Y es una gloria no ser inocente
Una mujer querida o vislumbrada
Desbarata por una vez la muerte.
 
Una mujer desnuda y en lo oscuro
Tiene una claridad que nos alumbra
De modo que si ocurre un desconsuelo
Un apagón o una noche sin luna
Es conveniente y hasta imprescindible
Tener a mano una mujer desnuda.

 

 

04.- Tu Nombre Me Sabe A Yerba: Esta es una de sus primeras canciones en castellano, que se editó en un simple de 1969. Con una melodía muy linda, Serrat le canta a una mujer que lo hizo andar.

 

 

05.- Esos Locos Bajitos: Otro glorioso tema, del disco “En Tránsito” de 1981. Describe tan bien lo que son los chicos, que no hay otra alternativa que transcribir la letra entera. Y tiene un final muy conmovedor. Es la canción más tierna de la historia, sin embargo en Argentina fue censurada porque decía la palabra “Joder.”

 

A menudo los hijos se nos parecen,
Así nos dan la primera satisfacción;
Ésos que se menean con nuestros gestos,
Echando mano a cuanto hay a su alrededor.
 
Esos locos bajitos que se incorporan
Con los ojos abiertos de par en par,
Sin respeto al horario ni a las costumbres
Y a los que, por su bien, hay que domesticar.
 
Niño,
Deja ya de joder con la pelota.
Niño,
Que eso no se dice,
Que eso no se hace,
Que eso no se toca.
 
Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma,
Nuestros rencores y nuestro porvenir.
Por eso nos parece que son de goma
Y que les bastan nuestros cuentos
Para dormir.
 
Nos empeñamos en dirigir sus vidas
Sin saber el oficio y sin vocación.
Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones
Con la leche templada
Y en cada canción.
 
Niño,
Deja ya de joder con la pelota.
Niño,
Que eso no se dice,
Que eso no se hace,
Que eso no se toca.
 
Nada ni nadie puede impedir que sufran,
Que las agujas avancen en el reloj,
Que decidan por ellos, que se equivoquen,
Que crezcan y que un día
Nos digan adiós.

 

 

06.- Señora: otro de mis favoritos, de su álbum blanco de 1970. Dice que hace mucho que no la tocaba, porque había dejado de ser el protagonista de la historia, pero ahora la volvió a incluir en su repertorio. La música es espectacular. Acá Serrat le canta a una supuesta futura suegra, primero presentándose como “un beso del infierno, pero un beso al fin”, y sobre el final recomendándole que se acuerde cuando ella era joven:

 

Ese con quien sueña su hija,
Ese ladrón que os desvalija
De su amor, soy yo, SEÑORA.
 
Ya sé que no soy un buen yerno.
Soy casi un beso del infierno,
Pero un beso, al fin, SEÑORA.
 
Yo soy ese por quien ahora
Os preguntáis por qué, SEÑORA,
Se marchitó vuestra fragancia,
Perdiendo la vida, mimando su infancia,
Velando su sueño,
Llorando su llanto
Con tanta abundancia.
 
Si cuando se abre una flor,
Al olor de la flor,
Se le olvida la flor.
 
De nada sirvieron las monjas,
Ni los caprichos y lisonjas
Que tuvo a granel, SEÑORA.
 
No la educó, ya me hago cargo,
Pa’ un soñador de pelo largo.
¿Qué le va usted a hacer, SEÑORA,
Si en su reloj sonó la hora
De olvidar vuestro hogar, SEÑORA,
En brazos de un desconocido,
Que sólo le ha dado un soplo de Cupido
Que no la hizo hermosa
A fuerza de arrugas
Y de años perdidos.
 
Si cuando se abre una flor,
Al olor de la flor,
Se le olvida la flor.
 
Póngase usted un vestido viejo
Y, de reojo, en el espejo,
Haga marcha atrás, SEÑORA.
Recuerde antes de maldecirme,
Que tuvo usted la carne firme
Y un sueño en la piel,
Y un sueño en la piel, 
Y un sueño en la piel, SEÑORA…
Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: