Infalible Método Para Ganar En La Bolsa De Comercio

 

Desde marzo del 2001 soy inversor de la Bolsa de Comercio y nunca salí. Durante el 2001 no gané ni un peso (tampoco perdí) pero a partir del 2002 comencé a ganar seguido.

 

La mayoría de la gente, cuando escuchan hablar de la Bolsa, piensan “Yo de eso no entiendo nada” y se quedan con la idea de que es algo muy complicado. Tiene su complicación, pero mucho más complicado es, por ejemplo, aprender el reglamento del truco, que requiere memorizar una extraña escala, aprender un lenguaje de señas, y comprender una serie de tácticas sobre cuándo conviene gritar “Real Envido”, “Truco y los meo” y las cara que hay que poner en cada momento. La Bolsa es mucho más fácil de comprender.

 

Yo inventé un método infalible con el que se gana siempre. Lo bauticé “90-110”. Para poder utilizarlo no se necesita estudiar a las empresas que intervienen en el mercado (por ejemplo, no se necesita tener información que Petrobras hará un acuerdo con sus acreedores y bla bla bla.) No. Nada de eso. El “90-110” solo requiere conocer los valores de las acciones día por día, situación que se puede consultar con facilidad en Internet e insume aproximadamente 30 segundos por día. O sea que es un método apto para giles como uno.

 

Para poder usar el “90-110” se requiere:

a)      Disponibilidad de efectivo que no se necesite para nada. No hay que hacerlo con dinero que uno tiene reservado para las vacaciones o para la operación de un ser querido, a riesgo de perder y que el método ya no sea infalible. Se puede hacer con cualquier monto, pero debido a las comisiones mínimas que cobran los bancos, es recomendable hacerlo con $ 2.000 como mínimo.

b)      Una cuenta bancaria que permita operar en bolsa.

 

Luego, se trata de poner $ 2000 y sacar $ 2200. Para esto se procede de la siguiente manera:

 

  • Se busca una acción que en este momento esté por debajo del 10% de su máximo histórico. En un ejemplo, supongamos que una empresa alcanzó hace dos meses el precio de $  1.20 por acción, y hoy está cotizando a $ 1.00.
  • Se compra $ 2.000 de esa acción (o sea, 2000 acciones a $ 1 cada una.)
  • Se espera pacientemente a que la acción alcance el precio de $ 1.10 por acción. En ese momento, se venden las 2000 acciones a $ 2.200, con lo que ya ganamos $ 200 que utilizaremos para invitar copas a nuestros amigos.

 

Nota: El tiempo que la acción logre incrementarse en un 10% puede variar entre unos minutos y la eternidad. En mi experiencia personal, lo más rápido que lo hice fue en un día, y lo más lento fue en casi un año.

 

Opción: Promedio

 

Para el caso en que la acción haya bajado y dispongamos de $ 2000 más, se puede hacer lo siguiente:

 

Supongamos que habíamos comprado 2000 acciones a $ 1 cada una, pero ahora esa misma acción vale $ 0,50. Si compramos $ 2000 más, podremos comprar 4000 acciones más. Esto significa que ahora tenemos 6000 acciones con un costo total de $ 4.000, o sea cada acción nuestra ahora tuvo un costo de $ 0,66, en lugar del $ 1 original. Mágicamente hemos bajado el promedio, por lo que ahora nuestro precio esperado de venta es $ 0.73 en lugar de los $ 1.10 originales. Quiere decir que cuando el precio de la acción ascienda a $ 0.73, venderemos nuestras 6000 acciones y obtendremos $ 4400 que nos da la ganancia de $ 400 sobre los $ 4000 que pusimos. Ahora tenemos para invitar más copas todavía.

 

Nota: para realizar estos ejemplos se obviaron los costos de comisiones bancarias. Con el banco que opero yo, para lograr sacar un 10% limpio (que es lo que yo siempre hago) hay que esperar que la acción suba un 12,9%

 

Nota Más Importante Aún: Este método funciona únicamente si el operario se mueve con rectitud en la vida. Es decir que si el que pretende realizar el  “90-110” suele robar billeteras o evadir impuestos (o realiza cualquier conducta que perjudique a alguien), el karma actuará de manera infalible logrando que las acciones que compró bajen de precio, y algo ocurrirá en su cabeza que lo hará sentir miedo y querer irse, vendiendo a un precio menor que el que compró, y por lo tanto obteniendo una pérdida que compensará lo extraído de las billeteras robadas.

 

Si alguien aplica este método a partir de la lectura de este blog, yo deberé ser uno de los invitados a las copas que pagará.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: