Montañas Rusas

 

Los socios del club Buscadores De Emociones amamos las montañas rusas, a diferencia de los socios del club Cómodos Y Tranquilos, que prefieren quedarse en su casa mirando una telenovela antes de sentir la adrenalina que se siente al bajar 50 metros en dos segundos a una velocidad que te cambia la cara.

 

En Argentina la primera montaña rusa con looping apareció en la década del 80’ en el Italpark. Sin embargo, lo mejor de esa montaña rusa no era el looping sino la primera subida y bajada. Al subir, los autos que venían por la avenida se veían cada vez más chiquitos (casi como autitos de colección) y eso era escalofriante. He pasado en auto y deseado estar allá arriba en el carrito, y he estado en el carrito deseando estar en el auto que pasaba. Luego venía una bajada larga a gran velocidad, que desembocaba en el doble looping. El resto ya no tenía tanta gracia.

 

Festejé mis 9 o 10 años en un parque de diversiones de Luján. Ese día, merced a lo hincha-pelotas que fuimos con el encargado de la montaña rusa, logré subir 16 veces gratis. Las primeras veces íbamos bien aferrados a la baranda. A partir de la sexta o séptima, empezamos a no hacer caso a los carteles de advertencia que prohibían realizar el recorrido con las manos levantadas. Para las últimas, lo hacíamos parados y con las manos levantadas. Ese fue uno de los actos más peligrosos que cometí en mi vida. Bien podría hoy ser recordado como “aquel pibe que se cayó de una montaña rusa”. Esa noche, la cama seguía moviéndose como si fuera una montaña rusa. Yo estaba re-copado.

 

En mi vida he tenido la oportunidad de subirme a toda clase de montañas rusas, incluyendo varias de las más largas del mundo y otras que eran bajo techo y a la oscuridad, como por túneles. Entre estas últimas quiero destacar la de AEROSMITH, donde te subías al carrito después de ver una película casi tridimensional donde AEROSMITH te invitaba a subir. Luego, durante el recorrido a toda velocidad por túneles poco iluminados, se escuchaba el tema Sweet Emotion. Es mi montaña rusa favorita, quizás debido a mi corazón rocanrrolero.

 

Pero sin embargo, la Montaña Rusa más espeluznante que existe se encuentra en la ciudad de Luján, en la esquina de Las Heras y 9 de Julio. Incluso tiene una leyenda negra: dicen que estaba en el Italpark, pero el dueño decidió venderla porque su propio hijo había muerto en ella. Cuando era niño subí decenas de veces, pero no me gustaba porque era incómoda. En lugar de sentarse al lado de tu acompañante, hay que sentarse uno adelante y otro atrás, como si fuera una moto (es ideal para apoyarte a la chica que te gusta.) Mientras va ascendiendo uno puede apreciar unas cadenas que presentan un estado deplorable y hacen ruidos extraños, como si amenazaran con cortarse. Pero lo más loco de todo es que no toma ninguna inclinación al tomar las curvas (como el resto de las montañas rusas), sino que las hace derecho y a gran velocidad. Hace algunos años fuimos a observarla con mi amigo Federico, y nos atemorizó y no quisimos subir. Luego, cuando vimos que se subieron unas personas tomando Tetrabrick, pensamos que no podíamos ser menos y, bajo el lema “si nos matamos… nos matamos”, nos subimos. Sobrevivimos como Victor Heredia.

Etiquetas:

Una respuesta to “Montañas Rusas”

  1. Chipi Says:

    Me encantan las montañas rusas… debo ser del club "buscadores de emociones". Cuando era chica, unos 11-12 años, mi salida favorita era ir al Parque de la Ciudad. Estoy lejos, así que tomaba tren, luego subte, después premetro. Iba con mi hermano y mi mejor amiga Lau, o algún otro que se enganchase. Llegamos a ir a razón de cuatro veces por semana, y esto lo repetimos durante unos meses.También fui al parque de diversiones de Luján, por supuesto. Un día de la primavera convencí a todos mis compañeros de secundaria de ir a tu ciudad, porque es hermosa, bla bla bla…. en realidad quería ir a la montaña rusa y al samba (o zamba??). Y otra vez convencí a un ex novio de ir de camping allá (en vez de San Pedro) por los mismos motivos. Viciosa, yo?Beso Ale. Nat SNM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: