Historia De Las Elecciones Para Presidente En Argentina

 

Yo lo vi así:

 

1983 – Alfonsín: Todo el mundo piensa que Alfonsín ganó la elección debido a que Herminio Iglesias quemó un cajón en el último acto en la 9 de Julio. No digo que eso no influyó (porque influyó mucho), pero para mí la decisión final del pueblo tuvo que ver con un programa de televisión. El programa se llamaba “Cordialmente” y era conducido por Juan Carlos Mareco. Unos días antes de las elecciones, Alfonsín fue a ese programa con todos sus hijos y nietos. Había un sillón y la familia era entrevistada mientras los nietos le jugaban alrededor. Alfonsín parecía carismático, sincero, confiable, capaz. Para mí eso fue lo que terminó de decidir a todos los que estaban indecisos. Había una euforia democrática terrible (nunca la gente estuvo tan esperanzada) y encima, el candidato de los peronistas, Luder, tenía menos carisma que un zapato.

 

1989 – Menem: Menem no ganó la elección en 1989, sino en 1988, cuando ganó las elecciones internas del peronismo. Esas elecciones internas fueron contra Cafiero (por entonces gobernador de Buenos Aires), y creo que las encuestas daban a favor de Cafiero, pero Menem supo jugar políticamente y ganó la elección (con una ayudita de sus amigos poderosos, que después nos saldría muy cara.) Recuerdo que ese día estaba en la casa de un amigo que ahora está muerto, y pensé: “Pensar que este va a ser el presidente por los próximos seis años”. Menem parecía un tipo totalmente incapacitado para gobernar. Después resultó ser todo lo contrario: era buenísimo para ejercer el poder, pero a la vez era un mafioso demasiado inescrupuloso. Angeloz, el candidato radical, basó su campaña en desafiar a Menem a debatir, pero este se negó porque el gobierno de Alfonsín había sido tan frustrante, que no había la menor duda de que Menem iba a ganar.

 

1995 – Re-Menem: El hijo de Menem había sido asesinado dos meses antes de la elección. Así que Menem decidió casi no hacer campaña. Cuenta la leyenda que lo poco que hizo lo hizo hiper-falopeadísimo, debido a la depresión que tenía por lo del hijo (aunque todavía decía que había sido un accidente cuando en realidad ya sabía que lo habían asesinado por su culpa). En lugar de hacer actos, lo único que hizo fue ir a algunos programas de televisión. Se mostró simpático en esos programas y consiguió que Susana Giménez, Marcelo Tinelli, y hasta Diego Maradona, dijeran que iban a votar por él (Maradona lo odiaba por el cama que le habían hecho en el caso de la calle Franklin, pero la leyenda cuenta que hubo un acercamiento a partir de un ofrecimiento de Menem de ayudarlo en todas sus causas judiciales, con una pequeña ayudita de los jueces de la servilleta.) Para colmo, la oposición estaba dividida. Ya había nacido el Frepaso. Yo voté a Bordón (Frepaso), pero no hubiese alcanzado ni aunque la oposición hubiese estado unida. La mayoría de la gente estaba contenta con el gobierno de Menem, a pesar de todos los casos de corrupción de los que se hablaba con pruebas fehacientes.

 

1999 – De La Rúa: Este fue un clásico caso de propaganda televisiva. Se nos vendió (a través de la agencia de Agulla) que De La Rúa era capaz de gobernar, cuando en realidad tenía menos poder que un grano de arroz. La publicidad decía, con otras palabras, que él iba a ser igual a Menem pero sin corrupción. Yo no lo voté pero no porque no me creí la publicidad, sino porque me la creí: yo no quería un presidente que trabaje más para el F.M.I. que para la gente, que era lo que De La Rúa decía con otras palabras. Duhalde no pudo alcanzarlos porque la gente confiaba mucho en la Alianza.

 

2003 – Kichner: Esta fue la que más me gustó, por como lo cagaron a Menem. Resulta que hicieron todo para que no haya elecciones internas, y así hubo tres candidatos del peronismo, de los cuales Menem sacó la mayor cantidad de votos, pero luego se cagó todo para presentarse a la segunda vuelta porque sabía que los anti-menemistas somos fuertísimos (somos el 78%) Yo voté a Carrió porque estoy convencido que este país se arruinó tantos por las prácticas políticas que se utilizaron en estos 20 años que acabo de resumir. Hasta que no venga alguien con un enfoque totalmente distinto (como el que ofrece Carrió) las cosas nunca van a mejorar. Kirchner parece un tipo que está haciendo las cosas bien, pero no deja de ser un dirigente de la vieja política lleno de corruptos alrededor y prácticas mafiosas para acumular poder que nos van a volver a destruir dentro de algunos años.

 

En todos estos años hubo muchos planes económicos frustrados, dos hiper-inflaciones, la venta de todas las empresas argentinas (realizada por corruptos), 10 años y 9 meses de convertibilidad (1 $ = 1 u$), y una devaluación de más del 300% de un día para el otro. Cuentan que alumnos de todo el mundo vienen a estudiar a la U.B.A. una materia que se llama algo así como “Historia Económica Argentina” porque es el único lugar del mundo donde las vivimos todas y de modo exagerado.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: