Raul Seixas y Ze Pequeño (o Ze Miúdo)

 
Raúl Seixas era un rockero brasilero que estaba super super super loco. Murió en 1989, a los 44 años, por un pancreatitis que se debió a abusar de todo lo posible. Al principio había hecho un rock tipo Elvis, pero luego se puso re-cool. Fue torturado. Conoció a John Lennon. Trabajó mucho en conjunto con Paulo Cohelo, que también estaba re-loco en esa época. Juntos compraron un campo para una "Sociedad Alternativa", donde iban a vivir todos sin leyes. Tiene 19 discos oficiales, y muchas recopilaciones y discos póstumos, por supuesto.
 
Su tema más conocido es "Maluco Beleza", que quiere decir "Loco Lindo".
 
****
 
En el libro "Ciudad de Dios" de Paulo Lins (el que inspiró una de las mejores películas de la historia), hay una sola escena donde Ze Pequeño demuestra algo de ternura. Esa escena no está en la película. Tiene que ver con esa canción de Raúl Seixas. En el libro Ze Pequeño se llama Ze Miúdo, y Bené se llama Pardalzinho. La escena transcurre cuando Ze Miúdo encuentra -en plena "guerra" de Ciudad de Dios- a un chico del otro bando que había ido a comprar una Coca Cola.
 

En allá arriba, los miembros de la cuadrilla de Bonito estaban reunidos en la casa de uno de ellos. Se llenaban el estómago con bocadillos de mortadela para esnifar los diez gramos de cocaína que ya habían preparado al plato. Antes de comer, se habían fumado unos porros y ahora tenían sed.

         Comer esa mierda a palo seco es un asco – dijo Ratoeira.

         Anda, chico. Ve a la taberna de Palhares a comprar una Coca de tamaño grande.

El crío se levantó y tomó el dinero. (…) blanco y de pelo rizado, salió a la calle con pasos vigilantes y el rostro desencajado. Tenía miedo de morir. Nunca había sentido eso, pero ahora, caminando por la calle que, desde que Cenoura diera la orden de esconderse, estaban desiertas, se arrepentía de haber abandonado el segundo curso de secundaria y de haber dejado atrás su trabajo de media jornada para caer en las garras de la guerra por pura fascinación.

 

(…)

 

         ¡Las manos a la cabeza, hijo de puta! – gritó Miúdo y preguntó a la cuadrilla-: ¿Este chico es enemigo?

         Sí – respondió Conduíte.

         ¡A reventarlo, a reventarlo! – exclamó Camundongo Russo.

(….)

El niño, consciente de que hablar no lo salvaría de la muerte, optó por no abrir el pico. Se meó encima, se encogió cuánto pudo y todos los consejos de sus padres le vinieron a la mente en aquel instante. Miúdo lo miró durante un rato, guardó el arma y ordenó a la cuadrilla que se diese una vuelta por aquel lugar. Cuando se quedó a solas con el niño, le ordenó que se levantase.

         ¿Sabes cantar? – le preguntó.

         Sí.

         ¡Entonces canta Maluco Beleza!

El niño comenzó por el estribillo, balbuceando al principio, hasta que encontró el tono. Miúdo miró la luna y sintió la leve fuerza del viento en su semblante; la voz del muchacho le recordó a la de Pardalzinho cuando cantaba la misma canción, aunque Pardalzinho lo hacía sonriendo y rodeándole el cuello con su brazo, al tiempo que pegaba saltitos como un chico. En cuestión de segundos, la imagen de su amigo se multiplicó: ya no había un Pardalzinho, sino varios, en diversos lugares y en las situaciones más diversas, siempre riendo y cantando. (…)

            El muchacho dejó de cantar. Miúdo le ordenó que comenzase de nuevo. Mirando al cielo, buscaba la imagen de Pardalzinho recostado en alguna estrella, pues había escuchado su voz justo cuando iba a apretar el gatillo sobre la cabeza del pibe. Nada. Pardalzinho no estaba en ninguna estrella, tan sólo en su alma, allí, a su lado, que le decía que aquel niño no era enemigo de verdad. Miró al vacío y guiñó el ojo, convencido de que Pardalzinho lo vería.

-Deja esta clase de vida, pibe… ¡Vete! ¿Alguien te ha hecho algo para que entrases en esta guerra? ¡Ve a buscar un colegio!

 

****

 

 

MALUCO BELEZA
 
Raul Seixas
Enquanto você se esforça pra ser
Um sujeito normal
E fazer tudo igual
Eu do meu lado
aprendendo a ser louco
Um maluco total
Na loucura real
Controlando a minha maluquez
Misturada com minha lucidez
 
Vou ficar
Ficar com certeza
Maluco beleza
 
Esse caminho
que eu mesmo escolhi
É tão fácil seguir
Por não ter onde ir
Controlando a minha maluques
Misturada com minha lucidez
 
Vou ficar
Ficar com certeza
Maluco beleza
Vou ficar…
 
 
Loco Lindo (Raul Seixas)
 
Mientras te esfuerzas por ser
Un tipo normal
Y hacer todo igual
Yo por mi parte aprendo a ser un loco
Un chiflado total
En la locura general
Controlando mi chifladura
Mezclada con mi cordura.
 
Me voy a quedar
Me quedaré convencido
Loco Lindo
 
Ese camino que yo mismo elegí
Es tan fácil de seguir
Controlando mi chifladura
Mezclada con mi cordura.
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: