Nervioso

 
Un día me puse RE-nervioso por una cuestión RE-boluda (para mí era importante pero en realidad era boluda.) Hice unos esfuerzos tremendos por liberarme del nerviosismo, pero no logré ningún resultado. Trataba de NO PENSAR, pero no podía NO PENSAR. Pasé un día y medio sin comer (¡no podía!) y luego se me pasó. Recién cuando se me pasó, me acordé cuál era la verdadera táctica: ACEPTAR QUE ESTÁS NERVIOSO. Aceptado eso, enseguida empieza a disminuir. Hoy me siento muy boludo por no haberme acordado en ese momento.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: