Las Materializaciones De Sai Baba

 

Yo creo que la materialización de objetos es posible. La explicación científica sería que uno está usando en ese momento más del 10% de su cerebro (eso es lo que usamos habitualmente, sin saber para qué sirve el restante 90%), y logra entonces atraer los átomos y moléculas de lo que quiera materializarse, hasta formarlo. Claro que esto no es nada fácil. Cuando Jesús “multiplicó” los panes, lo hizo de esa manera. No es que hizo aparecer panes que estaban en una panadería cercana (eso hubiese sido robar) sino que atrajo hacia sí los átomos de las sustancias que forman el pan, y así lo hizo. Con los pescados el proceso debe haber sido más complejo, pero parecido. Con esta multiplicación quiso demostrar algo, porque después no la volvió a hacer. De lo contrario se hubiese quedado para siempre solucionando el hambre del mundo. En la actualidad, solo conozco una persona que dicen que materializa cosas: Swami Sai Baba. Sus detractores aseguran que es un chanta que utiliza trucos para realizar estas materializaciones (entre muchas otras acusaciones), mientras que sus seguidores afirman que es verdad que tiene este “poder”. A mí no me importa si lo tiene o no: es un dato irrelevante al lado de su mensaje (que es muy lindo y de aplicarlo estrictamente este planeta se convertiría en un paraíso en lugar de la mierda que es) y de sus obras (que son muchas y ayudaron a millones de personas en la India a tener agua potable y medicina de primera gratis, entre otras muchas otras cosas.) Es muy fácil mirar un documental de la televisión sobre Sai Baba, tildarlo de chanta, y usar esa palabra cada vez que se escucha su nombre. Es tan fácil como pedir que crucifiquen a Jesús y liberen a Barravás. Pero con respecto a si materializa o no, creo que lo más interesante que leí al respecto fue de parte del inventor de los “Hard-Rock Café”, Isaac Tigrett, que a principio de los años 90 vendió su parte de ese negocio y donó la mitad del dinero (u$ 60.000.000) para las obras que hace el Sai Baba. Tigrett decidió hacer esta donación ya que asegura haber tenido muchas “asombrosas experiencias”.Tigrett no se considera un devoto de Sai Baba. Tigrett dijo: “Yo sé que materializa objetos, porque yo lo he visto. Y también sé que él hace trampa y pretende que los ha manifestado, porque también lo he visto hacerlo. Quizás no es más que un juego. Yo creo que todo lo que Sai Baba hace es una ‘enseñanza’. Quizás el creciente escándalo también es una enseñanza, una forma de forzar a los devotos a que dejen de adorar la forma de Sai Baba, y consideren la divinidad en ellos. Yo me acuerdo que él me dijo hace unos tres o cuatro años que las personas lo dejarían por montones. Me dijo: ‘Yo no soy una religión, yo no soy una personalidad, yo no soy un culto de personalidad. La gente viene aquí a ver milagros, a tener una vacación, y ni siquiera reciben las enseñanzas.”

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: