Mi Buzo De Hendrix En El Recital de Blues Motel

 

Anoche, recital de Blues Motel en El Condado. En la puerta estaban los dos que están SIEMPRE (y también en TODOS los recitales de Charly y otros) pidiendo monedas para entrar. Siempre piden monedas pero nunca los vi adentro, por lo que concluyo que: o nunca llegan con las monedas o engañan a la gente y destinan las monedas a comprar birra y fasos. Elogiaron mi buzo de Jimi Hendrix, aunque quizás el elogio fue desmedido para que les diera una moneda.

 

Fue un recital muy especial porque no solo era acústico, con temas que nunca tocan (o tocan poco) y en diferentes versiones, sino que también fue la primera vez que había… ¡mesas! Sí, un recital de Blues Motel con mesas!!!!! (aunque recordando mejor, me estoy equivocando, hubo otros con mesas lo que pasa es que nadie las respetaba.) Me tocó en unas mesa que había un pibe con dos chicas (una bastante tetona) y otras dos minas con ropas un poco hippies pero más o menos lindas. Me tomé unos cuantos Fernets.

 

El recital estuvo buenísimo, especialmente por volver a escuchar temas como “Nunca Tuve Que Buscarte” (que recuerde solo lo habían tocado en el Astros del 95, y “Hasta Volver A Tocar”. Estuvo de invitado Botafogo (en espectaculares blues acústicos y otros.) También tocaron algunos temas del tercer disco “Un Tajo En La Oreja”, bromeando que era su “disco de culto”, su “disco negro” y que los había metido en un bajón. Era una broma con algo de verdad. El final del recital fue eléctrico y muy bueno también.

 

En una de mis idas al baño, me crucé con Pinito, una de las más fanáticas de Blues Motel y dueña de un famoso fotolog (http://www.fotolog.net/pinito/) No la saludé. Ella estaba picando.

 

En otra de mis idas al baño (muy apurado), llevaba mi buzo de Hendrix en la mano. Entonces una moza me frenó y me dijo:

– ¿Ese buzo es tuyo?

– Sí, le contesté – creyendo que me preguntaba porque le gustaba el buzo.

– Ah, porque yo te vi que lo sacaste de una mesa.

– ¿Qué????? Es mío, es verde y dice “Jimi Hendrix Experience”.

– Entonces no te importaría acompañarme a la mesa donde lo sacaste, para que le preguntemos…

– No me importaría acompañarte, así me pedís las disculpas que me merezco.

Fuimos a la mesa y había varias chicas, que obviamente dijeron que el buzo no era suyo. La moza me pidió disculpas. Tuve la suerte de volver a encontrarla más tarde para poder bardearla: “Mirá que este buzo es mío, eh, mirá que no soy ningún ladrón” y la pobre chica no sabía como disculparse.

 

Cuando pensé que había terminado, subí al escenario gateando a robar la lista de temas de Rafa, el baterista (que esta vez estaba al costado, cerca mío.) Al salir a los bises, miró y vio que le faltaba la lista, entonces le grité el nombre de los tres temas que faltaban. Cuando terminó el primero de esos, me tuvo que preguntar de nuevo porque no se acordaba. Sobre el final tocaron, fuera de programa, mi tema favorito: “Tanto Tiempo Ausente.” Una chica pensó que lo tocaban porque yo se los había pedido, pero era obvio que lo iban a tocar porque estaba Botafogo.

 

Cuando terminó fui al baño de nuevo y otro chico elogió desmedidamente mi buzo de Hendrix. Lo elogiaba tanto que casi me lo saco y se lo regalo. No lo hice y después me arrepentí.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: