BREVÍSIMA BIOGRAFÍA DISCOGRÁFICA DE LED ZEPPELIN

 

Cuando Jimmy Page se quedó con el nombre de los Yardbirds, decidió formar otro grupo. Tenía 26 años y era famoso. Le recomendaron a un cantante de 19 años llamado Robert Plant, quien trajo consigo al inigualable baterista John Bonham. Al bajista lo consiguieron mediante un anuncio en una revista: era un músico de sesión conocido llamado John Paul Jones, quien contestó el aviso alentado por su esposa.

 

Se reunieron en un sótano y el primer tema que tocaron fue el clásico “Train Kept A Rolling”. Cuando Robert Plant escuchó la potencia que podía llegar a tener esa banda, comprendió que debía cantar a la altura de las circunstancias. Durante las semanas siguientes ensayaron con el entusiasmo de saber que tenían un tesoro en sus manos. Keith Moon asistió a uno de esos ensayos y dijo: “Suenan como un zeppelin”. No sabía que estaba bautizando a lo que sería una de las bandas más gloriosas de todos los tiempos.

 

Pocos meses después, en 1969, editarían lo que sería su primer disco, Led Zeppelin. Con algunos rocanrroles pero especializados en BLUES EXAGERADO (en una onda “a ver quién puede sonar como nosotros”), y con la frescura y las ganas de un grupo que lleva poco tiempo tocando, el disco llamó mucho la atención del público.

Salieron de gira inmediatamente y, en el escenario, durante las extensas zapadas en el blues “Dazed And Confused”, Jimmy Page compondría los riffs de la mayoría de los temas que integrarían el segundo disco.

 

Imagino la cara de miles de personas que corrieron a comprar Led Zeppelin II (editado pocos meses después que el primero, también en 1969) y apoyaron la púa al inicio del track 1 del lado A. Era “Whole Lotta Love”, canción que escuchada al volumen adecuado (¡fuerte!) puede cambiarte la vida para siempre. Y eso era nada más que el principio, ya que el resto de los tracks tenían la misma característica, incluyendo el solo de batería de “Moby Dick”.

 

En 1970 sale a la luz Led Zeppelin III, disco que desconcertó un poco a todo el mundo ya que acá predominaban los temas acústicos, aunque también contaba con “Since I’ve Been Loving You”, un blues más exagerado todavía. Los críticos de rock (que nunca entienden nada) los destruían con sus comentarios, mientras que el público que ama el rock, amaba cada vez más a Led Zeppelin. Esto se mantendría constante durante toda la década del 70. La historia daría la razón al público y se reiría de los críticos (que nunca entienden nada.)

 

1971 traería el disco sin título (en realidad el título eran cuatro símbolos que representaban a cada miembro de la banda), conocido como Led Zeppelin IV. Acá están muchos de los temas más conocidos, incluyendo el súper clásico “Stairway To Heaven”.

 

El quinto disco, Houses Of The Hollies, es mi favorito debido a que el grupo había alcanzado la madurez necesaria para alcanzar la perfección, con temas como “The Ocean”, “Dancing Days” y en especial “The Rain Song”. John Paul Jones trabajaba cada vez más con los teclados, y hasta incursionaron con el reggae en “D’yer Mak’er”. De la gira presentación de ese disco (cuyos conciertos solían durar más de 4 horas), se extrajo el material para lo que sería el disco doble en vivo “The Song Remains The Same”, junto con una película sobre el concierto que en Argentina se daría durante muchísimos años en la trasnoche de un cine.

A esta altura Led Zeppelin era el grupo más importante del mundo, habiendo batido todos los records imaginables, y con compañía discográfico propia. Además eran famosos por destrozar los hoteles que los albergaban durante sus giras.

 

Luego de un parate obligado debido a una serie de accidentes, infortunios, muertes de familiares, rumores de separación, y rumores de que Page practicaba la magia negra (todo lo cual no hacía más que acrecentar el mito), en 1975 se editó Phisical Graffiti, un disco doble lleno de canciones perfectas que abordaban varios estilos, siendo mi favorita “The Rover”. Estaban a esa altura de la vida de una banda donde son tantas las canciones acumuladas que hay que editar un disco doble.

 

En 1976 vendría Presence, con 7 temas donde se destaca “Achilles Last Stand”.

 

En 1978 aparece el último disco oficial de estudio, In Trough The Out Door. Dejaría nuevos clásicos como “All Of My Love” y “Fool On The Rain”. Nadie sabía que era el último disco normal de la banda.

 

Uno de esos días que duran varios días de 1980, durante una fiesta-zapada, el baterista John Bonham se recostó a dormir luego de haber ingerido mucho vodka (y probablemente otras cosas) y lo hizo panza arriba, por lo que su propio vómito lo hizo ahogarse y morir.

Los 3 que quedaban emitieron un famoso comunicado donde decían que sin Bonham era imposible seguir. En 1982 editaron un disco llamado Coda, con el material que habían grabado hasta la muerte de Bonham.

 

En los 25 años que siguieron se editaron varias recopilaciones, grabaciones en vivo, dvds y muchas cosas más. También hubo algunas reuniones que salieron bien y otras que salieron mal. Hubo, en fin, varias idas y venidas, siendo lo único constante el Amor que el público sigue y seguirá teniendo por la música de Led Zeppelin. Yo mismo tengo una remera negra que tiene los simbolitos que titulan el 4º disco.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: