Joaquín Sabina No Cree Que La Pasión Puede Durar Mucho Tiempo

 
En incontables canciones Joaquín Sabina habla sobre este tema: que la pasión no puede durar mucho tiempo. Parece ser una pose, una idea para que las canciones le queden buenas pero que en realidad no comparte. Sin embargo, en los reportajes dice lo mismo. Esto lo extraje de un reportaje que dio para la televisión en 1998. La periodista era una mujer:
 

P: Porque todos los amores, como lo has dicho en alguna ocasión, acaban siendo… decepciones… todos, o sea, no salvas nada.

 

JS: No, los amores no. Yo creo que el amor puede ser perfectamente eterno. Hay casos… lo que no es eterna es la pasión, y quien trate de decirse lo contrario, miente. Se miente. El amor… yo estoy convencido de que yo quiero a gente hace 20 años. Y seguiré queriéndolos. La pasión, ¿qué pueden ser? Tres meses, dos años. Y los que siguen queriéndose apasionadamente después de 4 años son unos cerdos.

 

P: Cuentame eso.

 

JS: Es una cosa completamente obsena. No puede ser…

 

P: ¿Unos cerdos por qué?

 

JS: Porque follan con su mujer.

 

P: Ah, amigo. ¿Y eso es ser un cerdo?

 

JS: Pues claro. Es un obseso.

 

(Largos segundos de silencio.)

 

P: O sea follar con tu mujer es ser un cerdo.

 

JS: No… Cuatro años después. Al principio es que no es tu mujer.

 

P: O sea a ti lo que te gusta es follar con una que a lo mejor es tu mujer o a lo mejor no…

 

JS: No, a lo mejor no. ¡Que no sea!

 

P: Siempre con una que no sea tu mujer.

 

JS: Claro (se ríe mucho.) Pero así a todo el mundo.

 

 

" Y sin embargo "
(J.Sabina / P.Varona,A.G.de Diego,Sabina)

 

De sobras sabes que eres la primera,
que no miento si juro que daría
por ti la vida entera,
por ti la vida entera;
y, sin embargo, un rato, cada día,
ya ves, te engañaría
con cualquiera,
te cambiaría por cualquiera.
Ni tan arrepentido ni encantado
de haberme conocido, lo confieso.
Tú que tanto has besado
tú que me has enseñado,
sabes mejor que yo que hasta los huesos
sólo calan los besos
que no has dado,
los labios del pecado.
Porque una casa sin ti es una emboscada,
el pasillo de un tren de madrugada,
un laberinto
sin luz ni vino tinto,
un velo de alquitrán en la mirada.
Y me envenenan los besos que voy dando
y, sin embargo, cuando
duermo sin ti contigo sueño,
y con todas si duermes a mi lado,
y si te vas me voy por los tejados
como un gato sin dueño
perdido en el pañuelo de amargura
que empaña sin mancharla tu hermosura.
No debería contarlo y, sin embargo,
cuando pido la llave de un hotel
y a media noche encargo
un buen champán francés
y cena con velitas para dos,
siempre es con otra, amor,
nunca contigo,
bien sabes lo que digo.
Porque una casa sin ti es una oficina,
un teléfono ardiendo en la cabina,
una palmera
en el museo de cera,
un éxodo de oscuras golondrinas.
Y cuando vuelves hay fiesta
en la cocina
y bailes sin orquesta
y ramos de rosas con espinas,
pero dos no es igual que uno más uno
y el lunes al café del desayuno
vuelve la guerra fría
y al cielo de tu boca el purgatorio
y al dormitorio
el pan de cada día.

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: