Con Barro Hasta Los Huevos

 

Hoy fue un día de mierda en todo sentido, de esos que todo te sale mal. La frutillita fue cuando iba por la ruta y se me ocurrió parar en la banquina para ver si tenía algo en el bolsillo. Ahí empezó la catástrofe: resbalé mal en el barro. Luego, hice todo tipo de maniobras para poder salir, logrando cada vez encajarme más y más. Y encima el auto cada vez se torcía más, y me dio miedo que se vuelque.

Llamé a mi papá, que es una de las personas más buenas del mundo (realiza cualquier favor sin quejarse JAMÁS y nunca rompe las pelotas) y me dijo que en un rato venía. Me quedé mirando como todos los que pasaban miraban al boludo que se había encajado. Calculo que muchos pensaban en ayudarme pero me veían tan complicado que optaban por seguir. Solo un camionero paró. Tenía la mejor onda y hablaba un castellano medio raro. Hizo varios intentos pero no pudo sacarme. Dijo que volvía en 20 minutos. Pero llegó mi papá y luego de unos intentos y embarrarnos mucho lo pudimos sacar. Después fui a lavar el auto y siguieron pasándome ese tipo de cosas que te pasan en esos días que estás en desintonía con el mundo.

 

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: